Linfadenectomía

Especialidad de

¿Qué es la linfadenectomía?

Una linfadenectomía es un procedimiento quirúrgico durante el cual se extraen los ganglios linfáticos y se examina una muestra para determinar si existen signos de cáncer. Asimismo, este procedimiento también se utiliza para eliminar el melanoma que se haya propagado por los ganglios linfáticos y así prevenir que siga expandiéndose.

Esta cirugía se realiza bajo anestesia general realizando una incisión en la piel sobre los ganglios que se van a extirpar. Dependiendo de la ubicación de estos ganglios, la incisión puede variar dependiendo de la profundidad.

La linfadenectomía​ se realiza bajo anestesia general

¿Por qué se realiza?

Un ganglio puede tener diferentes cantidades de células cancerosas, pueden presentarse afectados en conjunto o solamente unos cuantos ganglios. En la linfadenectomía se extraen los ganglios linfáticos para examinarlos y determinar si el paciente tiene cáncer. Además, este procedimiento también se realiza para extirpar los ganglios que se puedan ver afectados por el melanoma.

¿En qué consiste?

El procedimiento consiste en extraer y examinar los ganglios linfáticos afectados por el melanoma. Esto se realiza mediante anestesia general, dependiendo de la zona. Dentro de los tipos de linfadenectomía encontramos la linfadenectomía regional, en la que se extirpan algunos de los ganglios linfáticos que se encuentran situados en el área del tumor y por otro lado la linfadenectomía radical, en la que se extirpan todos los ganglios linfáticos del área.

Preparación para la linfadenectomía

La preparación para la intervención varía dependiendo del paciente y el especialista. Primero se realizará un examen físico completo al que se le pueden añadir otras pruebas adicionales. El día de la cirugía, el paciente:

  • No debe comer ni beber nada durante la media noche anterior a la operación.
  • Tiene que tomar fármacos con un sorbo de agua pequeño.
  • Preparar todo lo necesario para el hospital y dejar preparada su casa para el regreso después de la intervención.

Cuidados tras la intervención

La recuperación siempre depende de la zona de la que se hayan extirpado los ganglios linfáticos y la profundidad. El especialista en Mastología o Cirugía General le hablará de los riesgos y los cuidados a seguir después de la intervención. Los riesgos incluyen:

  • Acumulación de líquido en la zona
  • Infección
  • Hinchazón de la zona o del miembro afectado
  • Entumecimiento de la zona
  • Descamación de la piel en el área

Alternativas a este tratamiento

Una vez que se han ubicado, se ha visto la cantidad de inflamación y la cantidad de células cancerosas, se valora el tratamiento y se plantea de diferentes maneras:

Vídeos relacionados con Linfadenectomía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.