Lesiones de los nervios periféricos

¿Qué son las lesiones de los nervios periféricos?

Los nervios periféricos son aquellos que unen el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo. Estos nervios, que son muy frágiles, se pueden lesionar fácilmente, distorsionando así la capacidad de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Las lesiones de los nervios periféricos son conocidas bajo el nombre de neuropatía periférica. Existen muchos tipos de lesiones de los nervios periféricos, que pueden surgir a causa de otras enfermedades, como resultado de la diabetes o después de una infección viral. En cambio, otras lesiones aparecen debido a la compresión de un nervio, como en el caso del síndrome del túnel carpiano o del síndrome de la salida torácica.

Pronóstico de la enfermedad

Las lesiones de los nervios periféricos pueden ser leves o graves

En los casos más leves, las probabilidades de curación, mediante el tratamiento adecuado, son altas. 

En cambio, en los casos más graves, el nervio puede llegar a cortarse en su totalidad causando la pérdida de sensibilidad en la zona dañada y dificultando así su tratamiento y su recuperación.

Síntomas de las lesiones de los nervios periféricos

Cada nervio tiene una función concreta, de manera que los síntomas de estas lesiones van a depender del tipo de nervio afectado. En este sentido, los síntomas de las lesiones de los nervios periféricos suelen empezar gradualmente y van empeorando con el paso del tiempo. 

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran los siguientes:

  • Entumecimiento y hormigueo
  • Dolor punzante
  • Ardor
  • Debilidad muscular
  • Sensibilidad al tacto
  • Parálisis
  • Intolerancia al calor
  • Problemas digestivos
  • Mareos o vértigo

Pruebas médicas para las lesiones de los nervios periféricos

Para diagnosticar daños en los nervios periféricos, el médico debe revisar la historia clínica y realizar exámenes físicos y neurológicos

Cuando estos exámenes muestran signos de que existe una lesión nerviosa, se pueden realizar una serie de pruebas diagnósticas:

¿Cuáles son las causas de las lesiones de los nervios periféricos?

Las lesiones de los nervios periféricos pueden producirse a causa de diferentes lesiones traumáticas, problemas en el metabolismo, infecciones, diabetes. También pueden tener su origen en causas hereditarias.

Tratamientos para las lesiones de los nervios periféricos

El tratamiento para las lesiones de los nervios periféricos busca tratar cualquier problema, así como mitigar el dolor y controlar los síntomas.

En algunos casos, no es necesario recurrir a un tratamiento específico, sino que los nervios se pueden curar mediante el descanso de la zona afectada. La recuperación suele ser lenta y puede durar meses o años. Cuando la lesión procede de  otra enfermedad, ésta deberá ser tratada.

En los casos más graves, en los que no se consigue la recuperación de la lesión, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para restablecer el funcionamiento de los nervios lesionados.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista encargado del tratamiento de las lesiones de los nervios periféricos es el traumatólogo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..