Infertilidad masculina

La infertilidad masculina es un problema de salud que reduce las posibilidades de que tu pareja se pueda quedar embarazada.


¿Cuáles son las causas de la infertilidad masculina?

La causas más comunes de infertilidad masculina son: 

  • La escasa producción de espermatozoides, que estos estén dañados o que sean de baja calidad; 
  • La imposibilidad de poder moverse adecuadamente, pues dificulta el avance hacia el óvulo;
  • La aparición de anomalías en los espermatozoides, como por ejemplo en su forma, que también dificulta que puedan avanzar hasta el óvulo.
La causas más comunes de infertilidad masculina son la escasa producción de espermatozoides


No se sabe exactamente la razón por la que los espermatozoides se dañan o producen bajos niveles de esperma, pero se cree que una de las causas es la incorrecta regulación de la temperatura, que los testículos estén demasiado calientes al llevar ropa ajustada, o tener una fuente de calor como un ordenador portátil cerca de los genitales durante largos periodos.



 

Otros factores que pueden ser los causantes de la infertilidad masculina 

Existen otros factores que causan infertilidad masculina ya que pueden reducir la producción de esperma:

Además, algunos hombres pueden tener problemas para eyacular durante las relaciones sexuales, lo que causa más dificultades para que se produzca un embarazo. Por otro lado, existe una afección conocida como hipogonadismo, en la que los hombres producen un bajo nivel anormal de testosterona, que a menudo puede ser el causante de los bajos niveles de esperma.

Hay muchos otros factores que pueden ser perjudiciales sobre la calidad y la cantidad de esperma producido por un hombre, y numerosas afecciones que pueden ser influyentes. El uso de drogas recreativas, fumar y beber en exceso, la obesidad y los altos niveles de estrés, son elecciones en tu estilo de vida que causan un bajo recuento de espermatozoides o espermatozoides anormales.

¿Cómo se puede prevenir la infertilidad masculina? 

La mayoría de las razones mencionadas anteriormente son inevitables, por lo que la siguiente medida de acción para las parejas que deseen convertirse en padres sería explorar otras opciones como la fecundación in vitro (FIV) o la congelación de óvulos. Realizar cambios en el estilo de vida también incrementará las probabilidades de producir esperma sano. Evitar fumar, reducir el consumo de alcohol y comer de forma saludable pueden producir efectos beneficiosos, además de reducir los niveles de estrés cuando sea posible.

TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.