Fecundación in vitro (FIV)

Especialidad de Andrología

¿Qué es la fecundación in vitro?

La fecundación in vitro (FIV) es un tratamiento que consiste en la unión de un óvulo y un espermatozoide en un plato de laboratorio. Requiere anestesia con sedación en algún paso del proceso.

¿Por qué se realiza la fecundación in vitro?

Este tratamiento se realiza para ayudar a una mujer para que quede embarazada, ya que tiene problemas de infertilidad, como:

  • Trompas de Falopio obstruidas o dañadas
  • Edad materna avanzada
  • Factor de esterilidad masculino
  • Endometriosis
  • Esterilidad inexplicable

¿En qué consiste la fecundación in vitro?

La FIV requiere seguir varios pasos para lograr el éxito final:

  • Estimulación ovárica controlada: la mujer reciba un tratamiento hormonal mediante medicamentos durante aproximadamente 10 días. Esto se hace para estimular la producción de óvulos y así poder obtener una mayor cantidad de ellos. Esta medicación también permite controlar el momento de la ovulación y así aumentar las probabilidades de que los óvulos obtenidos sean aptos para la fecundación.
  • Punción ovárica o folicular: es una intervención quirúrgica que consiste en extraer los óvulos maduros del ovario. El proceso se lleva a cabo por aspiración bajo anestesia y sedación y tiene una duración de entre 20 y 30 minutos.
  • Recogida y preparación del semen: consiste en recoger la muestra del varón y pasarlo por un proceso de capacitación espermática para que los espermatozoides sean capaces de fecundar el óvulo y dar lugar al embrión.
  • Fecundación: consiste en fusionar el óvulo con el espermatozoide, ya sea mediante FIV convencional (por ellos mismos) o mediante ICSI (microinyección).

Preparación para la fecundación in vitro

Es importante tener en cuenta tres puntos para prepararse para un tratamiento de FIV:

  • Nutrición: es importante tomar ácido fólico y vitamina B, ya que aumentan las probabilidades de embarazo. Así pues, se recomienda comer fruta y verdura fresca, legumbres, granos enteros productos lácteos y carne, y evitar la comida rápida, alimentos con alto contenido en grasas transgénicas y azúcares y bajos en vitaminas y minerales.
  • Ejercicio: estar en forma da ventajas para concebir. Aun así, tampoco se recomienda aumentar el ejercicio físico, sino mantenerlo igual que siempre.
  • Alivio del estrés: el estrés puede reducir las probabilidades de éxito del tratamiento, por lo que se recomienda hacer actividades que alivien el estrés.

Cuidados tras el tratamiento

Una vez realizada la transferencia de embriones, la mujer debe descansar durante el resto del día, aunque tampoco se necesita hacer reposo total en la cama. También debe administrarse hormona progesterona por vía oral o con inyecciones durante 8-10 semanas tras la transferencia.

Al cabo de 12-14 de días desde la transferencia, la mujer vuelve al especialista para realizarse una prueba de embarazo. Es importante visitar al especialista si se presenta síntomas como dolor pélvico, fiebre a más de 38ºC, sangre en la orina o sangrado vaginal.

Vídeos relacionados con Fecundación in vitro (FIV)


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.