Congelación de óvulos

Especialidad de Reproducción asistida

¿Qué es la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos, o criopreservación de ovocitos, es un método para preservar los óvulos de las mujeres, permitiéndoles conservar la oportunidad de tener un bebé en el futuro. A medida que las mujeres envejecen, normalmente producen menos óvulos y a menudo la viabilidad de los óvulos también disminuye, lo que significa que las posibilidades de concebir de manera natural también disminuyen. Congelar los óvulos a una edad más temprana y usarlos más tarde puede proporcionar una mejor probabilidad de concepción.

¿Por qué se podría hacer?

Congelar los óvulos es una buena opción para las pacientes que tienen una afección médica o están tomando medicación que afectan la fertilidad, como el cáncer. También se puede optar por congelar los óvulos (congelación selectiva de óvulos) simplemente por la preocupación de que la fertilidad esté disminuyendo, porque no se ha encontrado el compañero correcto o no se está preparada para tener un hijo, pero se desea tener uno en el futuro. Otras posibles candidatas son las miembros de las fuerzas armadas o situaciones similares en las que hay riesgo de lesiones graves o incluso de muerte, y para aquellas que planean someterse a una operación de cambio de sexo.

La congelación de óvulos es un método para preservar los óvulos de las mujeres

¿Qué conlleva la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos empieza de la misma manera que la FIV, esto normalmente implica que la paciente tome medicamentos de fertilidad para aumentar temporalmente la producción y maduración de los óvulos. Después, los médicos cogen los óvulos mientras la paciente está sedada. Se pueden coger alrededor de 15 óvulos de la mayoría de las pacientes, pero pueden ser menos, dependiendo de la fertilidad.

En vez de mezclar los óvulos con espermatozoides, se mezclan con un crioprotector (solución de congelación). Esto protegerá los óvulos durante el proceso de congelación. La congelación propiamente dicha se realiza mediante congelación rápida (vitrificación) o enfriamiento lento, tras lo cual se almacenan en nitrógeno líquido.

El tiempo máximo de almacenamiento es normalmente de 10 años, pero en ciertas situaciones los óvulos pueden estar almacenados hasta 55 años, o si la paciente quiere menos de 10.

Cuando la mujer quiere utilizar sus óvulos, éstos se descongelan y luego se fertilizan. Por lo general no se utiliza la FIV estándar, ya que los óvulos que se han congelado tienden a tener una capa externa resistente que los espermatozoides encuentran más difícil de penetrar. En cambio, a menudo se utiliza un procedimiento llamado inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI), que consiste en que un embriólogo experto inyecta un espermatozoide directamente en cada óvulo, maximizando así las probabilidades de fecundación.

Éxito

Es difícil decir cuán exitosa es la congelación de óvulos, ya que el número de mujeres que lo hacen es muy bajo en la actualidad. La criopreservación de ovocitos es un campo relativamente nuevo y rápidamente cambiante, con nuevos avances en todo momento, pero con pocos estudios sobre su fiabilidad. Si estás considerando congelar tus óvulos, elige una clínica experimentada con una alta tasa de éxito con sus pacientes.

Vídeos relacionados con Congelación de óvulos


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.