Hipogonadismo

Especialidad de Endocrinología

¿Qué es el hipogonadismo?

Hablamos de hipogonadismo cuando las glándulas sexuales del cuerpo (los testículos en los hombres, y los ovarios en las mujeres) producen pocas o ninguna hormona. Éstas son las encargadas de controlar las características sexuales secundarias, como el desarrollo de los pechos, el de los testículos y el del vello púbico.

Pronóstico de la enfermedad

Se pueden tratar los síntomas del hipogonadismo de diferentes maneras, por lo que suele tener buen pronóstico.

Síntomas del hipogonadismo

Los síntomas del hipogonadismo dependerán del momento en el que se manifieste:

  • Durante el desarrollo fetal: puede presentarse mediante un retraso en el crecimiento de los órganos sexuales externos. Así pues, por ejemplo, un varón puede presentar genitales femeninos, genitales ambiguos o genitales masculinos subdesarrollados. 
  • En la pubertad: cuando se retrasa o hay un desarrollo incompleto. Por ejemplo: falta del agravamiento de la voz, alteraciones en el crecimiento del vello corporal, retraso en el crecimiento de las glándulas sexuales, ginecomastia o crecimiento excesivo de los brazos y las piernas en relación al tronco del cuerpo.
  • Etapa adulta: hay alteraciones en el funcionamiento reproductivo normal o en las características físicas: disfunción eréctil, osteoporosis, ginecomastia, disminución de la masa muscular, esterilidad, menor crecimiento de la barba y el vello corporal.

Pruebas médicas para el hipogonadismo

Para diagnosticar el hipogonadismo se pueden realizar una serie de pruebas, entre las que destacan:

  • Comprobar los niveles de estrógenos en mujeres y de testosterona en hombres
  • Medir la hormona folículoestimulante y la hormona luteinizante
  • Análisis de sangre
  • Pruebas genéticas
Hablamos de hipogonadismo cuando las glándulas sexuales del cuerpo producen pocas o ninguna hormona

¿Cuáles son las causas del hipogonadismo?

Hay diferentes factores que pueden causar hipogonadismo, y diferenciamos principalmente dos tipos:

  • Hipogonadismo primario (congénito), en el que intervienen trastornosautoinmunitarios genéticos (como el síndrome de Klinefelter en los hombres y el Síndrome de Turner en las mujeres) y del desarrollo; infecciones, cirugía, algún tipo de traumatismo, radiación o enfermedad hepática y renal.
  • Hipogonadismo secundario (adquirido): causado por un problema en las partes del cerebro que indican a los testículos que produzcan testosterona (hipotálamo e hipófisis), como el Síndrome de Kallmann.

Es posible padecer hipogonadismo primario y secundario al mismo tiempo.

¿Se puede prevenir?

En cuanto a la prevención del hipogonadismo, lo que se puede hacer es actuar sobre algunos de sus factores de riesgo manteniendo un buen estado físico y tener hábitos alimentarios sanos.

Tratamiento para el hipogonadismo

El hipogonadismo se puede tratar con medicamentos a base de hormonas. Además, en algunas mujeres se puede recurrir a inyecciones o pastillas para estimular la ovulación. En caso de causa hipofisiaria o hipotalámica puede ser necesaria la cirugía y radioterapia.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata el hipogonadismo es el endocrino.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.