Empiema pleural

Especialidad de Neumología

¿Qué es el empiema pleural?

El empiema pleural es una acumulación de pus en la cavidad ubicada entre la pleura visceral y la pleura parietal. Es un tipo específico y frecuente de empiema

  • Fases del empiema pleural
    • Exudativa: se acumula el líquido pleural estéril relacionado con el aumento de permeabilidad capilar que se debe a la liberación de diferentes citocinas.
    • Fibrinopurulenta: la invasión bacteriana del espacio pleural produce un daño endotelial, que produce una disminución de la respuesta fibrinolítica y el depósito de fibrina en las dos superficies pleurales, con posibilidades de loculación.
    • Organizativa: aparecen diversos factores de crecimiento, como los fibroblastos, factor de crecimiento derivado de las plaquetas y el factor de crecimiento transformante beta. Por último en la fase final aparecerá el depósito de fibrina y más tarde, el tejido fibroso colágeno. Estas tres fases se realizan de forma secuencial y progresiva.

Causas del empiema pleural

El empiema pleural está causado por una infección y contiene una acumulación de pus en el espacio pleural. El líquido infectado se acumula, normalmente de dos a cuatro litros pero puede ser mayor si se ejerce una presión en los pulmones que provoca dolor y dificultad para respirar. Otra de las causas pulmonares son la ruptura de absceso pulmonar, bronquiectasias, infarto pulmonar, neumotórax espontáneo con fístula broncopleural persistente, quiste hidatídico, tuberculosis pulmonar... 

El doctor estudiará cada situación y recetará el tratamiento más indicado
 

Factores de riesgo del empiema pleural

Los factores de riesgo del empiema pleural incluyen enfermedades pulmonares recientes que incluyen: neumonía bacteriana, absceso pulmonar, cirugía torácica, traumatismo o lesión del tórax. Otro de los factores de riesgo que se produce en contadas ocasiones es la introducción de una aguja a través de la pared torácica para drenar el líquido del espacio pleural. Esta patología puede provocar tos vómica. Algunos otros factores de riesgo son: la diabetes, el uso crónico de esteroides, inmunosupresión, reflujo gastroesofágico, antecedentes de broncoaspiración, antecedentes de tabaquismo o alcoholismo.

Pronóstico del empiema pleural

La manifestación del empiema pleural en un paciente con derrame paraneumónico y empiema causado por gérmenes aerobios es igual que la de los pacientes con neumonía bacteriana sin derrame. Si la fiebre dura más de 48 horas tras iniciar el tratamiento con antibiótico. Además el diagnóstico de derrame paraneumónico se debe realizar en el momento de la primera evaluación del paciente. Existe la posibilidad de que una neumonía desarrolle un derrame pleural asociado si la duración previa de los síntomas se alarga. En los casos en que la cantidad de líquido es abundante puede surgir disnea de esfuerzo o reposo y signos de dificultad respiratoria.

Diagnóstico del empiema pleural

El diagnóstico del empiema pleural se puede realizar a través de la práctica de una toracocentesis. Es una prueba que aspira el pus alojado en el espacio pleural. A continuación las pruebas adquiridas se analizan en el laboratorio de microbiología. Otro método es a través de la auscultación con la que se puede identificar una disminución de los ruidos pulmonares. El diagnóstico se puede confirmar a través de radiografía de tórax, ecografía, TAC y análisis de líquido pleural.

Tratamiento del empiema pleural

Uno de los tratamientos efectivos para empiema pleural es el drenaje del líquido pleural infectado o pus, a través de la inserción de un tubo pleural, con la ayuda guiada de ultrasonido. Para su curación se administrarán antibióticos intravenosos. El tratamiento terapéutico estará dirigido al control de la infección mediante antibióticos y a la valoración de la indicación de drenaje torácico por toracostomía. El antibiótico elegido tendrá el objetivo de proporcionar la mejor fuente de actividad anti microbiana y disponer de una correcta penetración en el espacio pleural.

El ácido que contiene el líquido pleural de los derrames paraneumónicos y/o empiema disminuye la efectividad de los aminoglucósidos. El metronidazol no es efectivo en empiemas de este tipo dado que no reduce al metabolito activo al encontrarse en un entorno pobre de oxígeno y tampoco resulta efectivo ante Streptococcus anaerobios y microaerófiles. El cloranfenicol tampoco se debe recetar, porqué puede ser degradado por las enzinas microbianas contenidas en el pus.

El especialista médico elegirá el tratamiento antibiótico que se utilizará teniendo en cuenta el tipo de paciente y las características del líquido pleural. La duración del tratamiento podrá variar según las circunstancias clínicas. Normalmente se utilizan dosis altas junto con periodos de tratamiento de varios meses. 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata el empiema pleural es el neumólogo. En Top Doctors podrás encontrar al mejor especialista que se adapte a tus preferencias y podrás utilizar diversos filtros para realizar la búsqueda.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.