Colecistectomía laparoscópica

¿Qué es la colecistectomía laparoscópica?

La colecistectomía laparoscópica es una técnica innovadora que consiste en la extirpación de la vesícula biliar utilizando una cámara de vídeo y un material especial que permite realizar la intervención mediante unas incisiones muy pequeñas, es decir, sin abrir el abdomen.

Estas incisiones tan pequeñas no solo tiene ventajas estéticas, además se reducen las infecciones postoperatorias y el dolor postoperatorio disminuye. Como consecuencia de ello, es menor el periodo de ayuno, el de encamamiento, el tiempo de ingreso hospitalario y el tiempo de baja laboral. También se reduce el riesgo de hernias en las incisiones.

Una colecistectomía requiere anestesia general.

¿Por qué se realiza?

La colelitiasis es la principal causa de colecistectomía. La colelitiasis es la aparición de “piedras” o cálculos en la vesícula. Estos cálculos se producen por la precipitación de las sales biliares en la vesícula y pueden provocar:

  • Dolor (cólicos biliares).
  • Inflamación de la vesícula (colecistitis).
  • Obstrucción de los conductos de la bilis (ictericia).
  • Infección (colangitis).
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis).


¿En qué consiste?

La colecistectomía laparoscópica mínimamente invasiva implica que se realicen varias incisiones pequeñas en el abdomen. A través de estas incisiones, se inserta un pequeño tubo con una cámara de video en el abdomen a través de una de estas incisiones. La cámara de video está conectada a un monitor en la sala de operaciones, que guía al cirujano durante el procedimiento. Usando herramientas insertadas a través de las incisiones en el abdomen, se extrae la vesícula biliar. Una vez retiradas, las incisiones se cierran con suturas y lo trasladan a una sala de recuperación. Esta cirugía demora entre 1 y 2 horas.

Preparación para la colecistectomía laparoscópica

Antes de la cirugía, se informará al paciente cuándo dejar de comer y también si se debe suspender temporalmente algún medicamento.
 

Cuidados tras la intervención

A menudo, los pacientes pueden irse a casa el mismo día de la cirugía, pero a veces se recomienda una estadía de una noche. La recuperación completa generalmente se realiza dentro de una semana.

Alternativas a este tratamiento (otros tratamientos más avanzados)

Como alternativa existe la colecistectomía abierta, en la que se realiza haciendo una incisión más grande (alrededor de 6 pulgadas) en el abdomen en el lado derecho, debajo de las costillas. La vesícula biliar se extrae a través de esta incisión, que luego se cierra con suturas. Esto también lleva entre 1 y 2 horas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..