Cirugía bariátrica

Especialidad de Cirugía general

 

¿Qué es la cirugía bariátrica?

La cirugía bariátrica es un conjunto de técnicas quirúrgicas que pueden emplearse para tratar la obesidad mórbida, es decir, aquellos pacientes que tienen un Índice de Masa Corporal superior a 35. Se utiliza cuando otros métodos no han dado resultados, sobre todo en caso de dietas. No obstante, se empleará la cirugía bariátrica y se complementará de dietas y una educación en el paciente, para que aprenda a llevar hábitos de vida y alimentación saludables.

Hay distintos tipos de cirugía bariátrica, según cuál sea el objetivo que quiera conseguirse y el tipo de técnica empleada.

Las técnicas de cirugía bariátrica permiten tratar la obesidad mórbida - Top Doctors
Las técnicas de cirugía bariátrica permiten tratar la obesidad mórbida

Dentro de las técnicas restrictivas están aquellos procedimientos que disminuyen el volumen de la cavidad gástrica y que conllevan pérdida de peso al reducir la capacidad gástrica y limitar la ingesta de alimentos. Dentro de estas técnicas se incluyen:

  • Gastroplastia vertical en banda GVB. Lo que hace es crear una reserva gástrica pequeña en la parte superior del estómago, sobre la curvatura menor, creando una ventana gástrica. A posteriori se excluye el resto del estómago con la aplicación de 4 líneas de grapas de dicha ventana, o bien seccionando el estómago con una engrapadora lineal cortante.
  • Banda gástrica ajustable. En esta técnica se coloca una banda alrededor de la unión esófago-gástrica. Está especialmente creada para que quede un reservorio gástrico pequeño de unos 25cm, con una salida que puede regularse con la insuflación de la parte interna de la banda, ajustándola a las necesidades del paciente.
  • Manga gástrica o gastrectomía vertical. Se hace desde 6 a 8cm del píloro hasta el ángulo de His con continuos disparos de sutura mecánica lineal, específica para la pared gástrica. La parte resecada del estómago se extrae.
  • Gastroplastia vertical anillada. Se crea un pequeño reservorio gástrico con una grapas que separan el reservorio del fundus remanente y una banda o anillo protésico, lo que lo conecta al resto del tubo digestivo.
  • Balón intragástrico o gástrico. Consiste en un globo hecho de silicona con capacidad de 400-900cc. Su finalidad es ocupar parte del estómagocreando sensación de saciedad y disminución del apetito en el paciente. Se inserta en el estómago a través de una endoscopia.
  • Plictura gástrica. Consiste en reducir el tamaño del estómago con un pliegue hecho con grapas. Es una técnica menos invasiva, ya que no es necesario realizar cortes en el estómago.

Las técnicas malabsortivas son poco empleadas, ya que conllevan problemas en el tiempo. Consisten en introducir cambios en los intestinos para que absorban menos cantidad de nutrientes de los alimentos ingeridos. Esto puede provocar que ciertas vitaminas y minerales no se absorban bien, por lo que algunos pacientes tienen que ingerir suplementos alimenticios. De ahí que apenas se utilicen. Entre ellas está el cruce duodenal, que consigue que el paciente pierda paso inutilizando gran parte del intestino delgado. Así se reduce la absorción de las calorías ingeridas. Hay una pérdida radical de peso pero se necesitan complejos vitamínicos como suplemento.

Las técnicas mixtas combinan procedimientos restrictivos-malabsortivos pero también reducen la capacidad gástrica e interrumpen la absorción de los alimentos y nutrientes que el paciente ingiere. Entre ellas están:

  • Bypass gástrico. Es la técnica más empleada. Se reduce la capacidad del estómago hasta los 20-50cc y se conecta a un tramo más adelantado del intestino delgado. De esta manera solo se utiliza un 60% de este para absorber los alimentos.
  • Derivación biliopancreática. Combina la restricción gástrica, practicando una gastrectomía subtotal con un reservorio gástrico de 200-400cc. Junto con la gastrectomía se hace una derivación biliopancreática, con un segmento largo del intestino delgado, quitándole la función al denominado asa biliopancreática.

¿Por qué se realiza?

Se emplea esta cirugía cuando otros tratamientos basados en dietas han resultado fallidos. Así se consigue reducir el apetito del paciente y la cantidad de alimentos ingeridos, al hacer más pequeño el volumen del estómago. Se recomendará en pacientes que tengan:

  • Entre 18 y 60 años.
  • IMC > 35 kg/m2.
  • Obesidad mórbida durante más de 5 años.
  • Fracaso continuado de tratamientos conservadores
  • Capacidad para comprender los mecanismos por los cuales se pierde peso en la cirugía y cómo mantenerlo en el tiempo.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes Tipo 2.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Apneas del sueño.

¿En qué consiste?

Las técnicas de cirugía bariátrica se suelen realizar mediante laparoscopia para provocar la mínima molestia en el paciente. No obstante, no dejan de ser procedimientos invasivos. Es necesario un equipo multidisciplinar que pueda recomendar la mejor técnica y hacer el mejor seguimiento al paciente.

Básicamente consiste en disminuir el aporte energético y la formación de la grasa del cuerpo con dos principios básicos: reducir los alimentos ingeridos y modificar su absorción. De esta manera, la ingesta de calorías será la adecuada para reducir el peso sin afectar al metabolismo.

Preparación para la cirugía bariátrica

Antes de cualquier cirugía bariátrica es importante que el paciente se someta a una revisión integral para valorar el estado de salud del paciente. En ella se incluirá una valoración psicológica y psiquiátrica. También se formará al paciente para que aprenda y esté conforme con realizar los cambios pertinentes y que estos sean sanos.

Cuidados tras la intervención

Es importante que el paciente siga al pie de la letra las indicaciones del especialista en Cirugía General, para evitar ciertas complicaciones que pueden darse. Las intervenciones de cirugía bariátrica son importantes e invasivas, por lo que un buen postoperatorio es esencial.

Algunas de las complicaciones que puede sufrir el paciente son:

  • Vómitos (cuando el paciente come en exceso tras la intervención)
  • Rotura de las líneas de grapas
  • Úlceras
  • Dificultad para tragar
  • Distensión de la bolsa gástrica y distensión abdominal
  • Deficiencias nutricionales que pueden provocar otros problemas derivados, tales como osteoporosis o anemia
  • Abertura de las suturas

Alternativas a este tratamiento

Las alternativas a la cirugía bariátrica son otras técnicas más invasivas. En este texto se citan algunas de las técnicas más avanzadas y se mencionan todas las alternativas disponibles para la cirugía de la obesidad.

Vídeos relacionados con Cirugía bariátrica


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.