Banda gástrica

¿Qué es la banda gástrica?

La banda gástrica es una anilla de silicona ajustable que se coloca alrededor de la boca del estómago, con el objetivo de reducir el espacio de éste y que la comida entre de forma más lenta. Como consecuencia, el estómago puede mandar un estímulo de saciedad al cerebro para comer menos y perder peso.

Es decir, es un tratamiento para la obesidad que permite producir una sensación de saciedad de forma muy rápida. Se trata de un procedimiento de cirugía bariátrica que se puede realizar mediante técnicas laparoscópicas o a través de una cirugía abierta, en caso de que la laparoscopia implique riesgos para la salud del paciente. 

¿Por qué se realiza?

La banda gástrica es un tratamiento que ofrece la Cirugía general y más concretamente la cirugía de la obesidad y está especialmente indicada en aquellas personas que han agotado todas las vías de tratamiento para conseguir la pérdida de peso. En este sentido, esta intervención tiene el objetivo de tratar la obesidad grave, así como las enfermedades asociadas, cuando el paciente no tiene la capacidad de perder peso con medidas conservadoras que se han ido aplicando a lo largo de los años.

Suele aplicarse en personas obesas que tienen un índice de masa corporal (IMC) comprendido entre 35 y 40, pero también se puede proponer como tratamiento en personas que sufren sobrepeso para que puedan modificar su estilo de vida y no alcancen incrementos de peso todavía mayores.

La banda gástrica es una anilla de silicona ajustable que se coloca alrededor de la boca del estómago, con el objetivo de reducir el espacio de éste y que la comida entre de forma más lenta.

¿En qué consiste?

El tratamiento de la banda gástrica consiste en colocar una anilla o banda de silicona alrededor del estómago. Esta anilla o banda está conectada, mediante un tubo hueco del mismo material, a un reservorio de titanio colocado debajo de la piel.

Una aguja especial permite la inyección de suero fisiológico en el sistema a través del reservorio. De esta manera, se hincha una cámara que hay en la banda, regulando así el paso de los alimentos ingeridos en el estómago. La intervención se realiza, en la mayoría de los casos, mediante laparoscopia, de manera que no es necesario cortar ni grapar el estómago o el intestino.

Preparación para la banda gástrica

Antes de la intervención, el especialista deberá realizar una serie de pruebas complementarias para conocer el estado general de la salud del paciente y confirmar que ese paciente reúne los criterios para someterse a este tipo de tratamiento.

Además, durante la preparación para la colocación de la banda gástrica se establecen los controles y visitas que se van a realizar tras la intervención.

Cuidados tras la intervención

Una vez realizada la intervención, el médico especialista ofrece una serie de consejos al paciente, que debe seguir para que el tratamiento sea efectivo. Estos consejos son los siguientes:

  • Mantener una actividad física de forma regular
  • Hacer un seguimiento periódico con el equipo médico
  • Comer cantidades pequeñas
  • Masticar cada bocado 20 veces antes de tragarlo
  • Dejar pasar 20 segundos entre cada bocado, de manera que se da tiempo para que la comida pase la banda antes del siguiente
  • No dar más de 20 bocados en 20 minutos​

Alternativas a este tratamiento (otros tratamientos más avanzados)

Existe una alternativa a este tratamiento que es el bypass gástrico, también conocido como derivación gástrica. Se trata de una técnica realizada mediante una cirugía mínimamente invasiva, mucho más cómoda para el paciente, que es más eficaz a largo plazo que las técnicas únicamente restrictivas como la banda gástrica. Esta técnica está indicada en casos de obesidad mórbida.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..