Artrodesis vertebral

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué es la artrodesis vertebral?

La artrodesis vertebral es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo fusionar dos vértebras en la columna de forma permanente, de modo que no haya ningún movimiento entre ellas. Se suele realizar con otras intervenciones de la columna, siempre bajo anestesia general.

¿Por qué se realiza la artrodesis vertebral?

Se lleva a cabo para tratar enfermedades degenerativas de la columna vertebral, de las cuales las más frecuentes son:

  • Estenosis raquídea
  • Discectomía en el cuello
  • Lesión o fractura en las vértebras
  • Infecciones o tumores
  • Espondilolitesis (afección que provoca que una vértebra se deslice hacia adelante)
  • Curvaturas en la columna vertebral, como escoliosis o cifosis

 

¿En qué consiste la artrodesis vertebral?

La artrodesis consiste en fijar dos piezas óseas de manera rígida e irreversible, anclando una articulación mediante la utilización de tornillos, placas y barras de titanio. Su objetivo es estabilizar la columna vertebral para aliviar el dolor local. Además, la descompresión de las raíces nerviosas alivia el dolor ciático y la dificultad para caminar, propias de la estenosis o estrechamiento del canal raquídeo. La técnica de la artrodesis vertebral se subdivide en artrodesis cervical anterior, artrodesis cervical posterior y artrodesis de columna lumbar posterior.

Preparación para la artrodesis vertebral

Durante los días previos a la intervención, se recomienda:

  • No fumar
  • No tomar fármacos que dificulten la coagulación de la sangre
  • Informar al especialista si últimamente ha bebido mucho alcohol y de cualquier resfriado, fiebre, gripe, brote de herpes, entre otras enfermedades que haya tenido

En el día de la intervención, se aconseja:

  • No beber ni comer durante entre seis y doce horas antes de la cirugía
  • Tomar los fármacos que el especialista recomienda

Cuidados tras la intervención

Tras la cirugía, el paciente debe permanecer en el hospital durante tres o cuatro días. Durante la estancia, de le dan analgésicos y se le enseña a moverse, sentarse y caminar adecuadamente. También es posible que no pueda comer durante dos o tres días, de modo que se le alimenta por vía intravenosa. Al volver a casa, seguramente necesitará un corsé o una férula de yeso para la espalda.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.