Aneurisma cerebral

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué es un aneurisma cerebral?

Un aneurisma cerebral es una enfermedad cerebrovascular caracterizada por una dilatación de la pared arterial que puede desencadenar en una rotura o una hemorragia interna. Aproximadamente un 5% de la población tiene algún aneurisma en el cerebro, pero hay pocos que lleguen a producir síntomas o rupturas.

Un aneurisma cerebral puede ser de origen congénito, de causa traumática, tumoral, por arteriosclerosis, por causa infecciosa o por consumo habitual de tóxicos.

Por otro lado, en función de la forma del aneurisma se dividen en secular, fusiforme, en forma de uso y lateral; también pueden clasificarse por tamaño. Todos los aneurismas pueden complicarse con la ruptura del vaso y provocar una hemorragia cerebral, causando un accidente vascular cerebral, que puede provocar un daño nervioso irreversible.

Los aneurismas son asintomáticos, únicamente se manifiestan cuando se hacen grandes

 

Síntomas de un aneurisma cerebral

Los aneurismas son asintomáticos, únicamente se manifiestan cuando se hacen grandes, filtran sangre o se rompen, provocando cefaleas muy intensas, náuseas, vómitos, rigidez de cuello, convulsiones o pérdida brusca del conocimiento.

En caso que el aneurisma presione los nervios del cerebro, puede provocar párpado caído, visión doble, pupilas dilatadas, dolor arriba o detrás del ojo y adormecimiento o debilidad de un lado de la cara o del cuerpo.

Para diagnosticar los aneurismas cerebrales se usan varias pruebas como la angiografía o el TAC.

¿Cuáles son las causas del aneurisma cerebral?

Las dilataciones que acaban provocando los aneurismas cerebrales causan fallos en la pared del vaso sanguíneo que desencadenan un aumento de su diámetro, lo que conlleva riesgo de ruptura y de hemorragia masiva interna.

Los principales factores de riesgo que pueden propiciar esto son: hipertensión, tabaquismo, ciertas enfermedades, antecedentes facilitares o infecciones en el sistema nervioso central o del cerebro, entre otros.

¿Se puede prevenir?

Para prevenir los aneurismas cerebrales deben controlarse sus factores de riesgo cardiovascular y controlar las enfermedades que pueden debilitar los vasos sanguíneos, como la diabetes, el colesterol y arteriosclerosis; además, debe mantener un estilo de vida saludable, evitar el estrés y el consumo de tabaco y alcohol.

Cuando se detecta un aneurisma debe realizarse una ecografía cada cierto tiempo (por ejemplo, seis meses) para controlar su posible crecimiento.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento dependerá de si el aneurisma está intacto o si se ha roto. En el primer caso, se realiza un clipaje (colocación de grapas) o una reparación endovascular (se repara el vaso lesionado). En caso de que el aneurisma se haya roto, es necesario un tratamiento inmediato que puede ser hospitalización en la UCI, reposo absoluto, drenaje ventricular cerebral, fármacos y medicamentos.

Vídeos relacionados con Aneurisma cerebral


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.