Adicción

Especialidad de Psicología

¿Qué es una adicción?

La adicción es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro. Se basa en la búsqueda del alivio a través del consumo o uso de sustancias u otras conductas similares. El desarrollo de esta conducta implica para la persona adicta la incapacidad de controlarlo, dificultad para abstenerse, deseo del consumo, disminución del reconocimiento de los problemas derivados de la adicción y en las relaciones interpersonales, así como una respuesta emocional disfuncional. Esto crea problemas en la vida de la persona adicta, mermando su calidad de vida.

A parte de las adicciones a sustancia tóxicas, existen múltiples adicciones a:

  • Alcohol (alcoholismo)
  • Drogas (cocaína, cannabis, etc.)
  • Nuevas tecnologías (tecnofilia)
  • Sexo (ninfomanía)
  • Apuestas (ludopatía)
  • Videojuegos
  • Móvil (nomofobia)

Pronóstico de la enfermedad

Las adicciones pueden derivar en problemas graves para la salud física y mental del paciente. Es importante detectarlas en un estado precoz para conseguir un diagnóstico y tratamiento efectivo. Por este motivo, es muy importante la colaboración de amigos y familiares, tanto en la detección, como en el tratamiento y seguimiento.

Frecuentemente, las personas adictas tienen problemas de salud derivados de sus adicciones, especialmente en el caso de sustancias tóxicas. Estas pueden ser enfermedades cardíacas, pulmonares, cáncer o de salud mental. Asimismo, adicciones al sexo o a las drogas pueden aumentar el riesgo a sufrir infecciones de gravedad, como el VIH o la hepatitis C.

En las adicciones, también es habitual la coexistencia de enfermedades mentales. Algunos trastornos como la ansiedad, la esquizofrenia o la depresión pueden ser resultado del consumo de drogas o empeorar en consecuencia.

Finalmente, las adicciones pueden terminar afectando y causando daño a otras personas, especialmente en casos de embarazo pero también por estrés o ansiedad.

Las adicciones pueden derivar en problemas mentales como depresión o esquizofrenia.

Síntomas de adicción

Los síntomas de la patología variarán según la adicción que sufra el paciente y de sus características individuales de personalidad. De todos modos, existen diversos signos comunes en la mayoría de casos de adicción:

  • Pérdida de control del uso, con episodios de uso compulsivo que afectan a la vida en general de la persona.
  • Estado de ánimo triste
  • Irritabilidad
  • Deterioro de la calidad de vida
  • Negación o autoengaño
  • Ansiedad
  • Obsesión
  • Inquietud o preocupación excesiva
  • Insomnio
  • Sentimiento de culpabilidad

Pruebas médicas para las adicciones

En un primer lugar, existen los test de autodiagnóstico, que pueden responder las personas con síntomas de adicción o familiares, para hacer una primera evaluación de la severidad del problema adictivo. En muchos casos, las personas más cercanas, como amigos y familiares, son los que detectan les primeras conductas o signos físicos o psicológicos de la adicción.

Los especialistas siguen diversos criterios diagnósticos para detectar posibles adicciones:

  • Pruebas de adicción de drogas: estas pruebas son una herramienta útil en la detección, el diagnóstico y la supervisión del tratamiento.
  • Historia clínica: es importante conocer los antecedentes familiares para poder establecer un cuadro clínica completo.
  • Examen físico: existen varios signos claves que un especialista puede identificar en un examen físico médico completo.
  • Evaluación psicopatológica.

¿Cuáles son las causas de una adicción?

Las causas a una adicción son múltiples e interaccionan de una forma compleja que desemboca en el desorden adictivo. Las casusas son distintas a cada paciente, por lo que se debe individualizar cada caso y realizar un estudio de su historia personal y familiar, para poder realizar el diagnóstico más adecuado.

Los factores de personalidad tienen un papel fundamental en el desarrollo de una adicción. Hay algunas características concretas, como la dificultad para gestionar los sentimientos propios o la baja tolerancia a la frustración, que facilitan el desorden adictivo.

¿Se puede prevenir?

Las adicciones son difíciles de prevenir pero hay factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades:

  • Factores sociales: vivir en un entorno muy desfavorecido.
  • Factores familiares: falta de lazos con la familia o familiares adictos al consumo de drogas.
  • Factores individuales: problemas de conducta o baja autoestima.
  • Factores escolares: por ejemplo, el fracaso escolar en adolescentes.

Es importante trabajar y educar en edades tempranas y procurar ofrecer una buena educación emocional, para evitar que pueda caer en las diferentes adicciones.

Tratamientos para las adicciones

Existen múltiples métodos para tratar las distintas adicciones, en función de la situación individual de cada paciente. Entre ellos encontramos:

  • Tratamiento psiquiátrico individual
  • Psicoterapia individual y/o de grupo
  • Grupos de autoayuda
  • Terapia de pareja y de familia
  • Sesiones de orientación y terapéutica a familiares y amigos

Una vez el paciente consigue dejar la adicción seguirá un proceso de recuperación, para retomar el control de su vida y volver a ser productivo. En el caso de sufrir una recaída se debe acudir al especialista para reiniciar el tratamiento, modificarlo o probar con uno distinto.

¿Qué especialista lo trata?

Las adicciones deben ser tratadas por un especialista en Psiquiatría.

Vídeos relacionados con Adicción


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.