¿Qué secuelas psicológicas ha dejado la Covid-19?

Escrito por: Begoña Fernández Seco
Publicado:
Editado por: David Moore Trias

Ha transcurrido ya un año desde el día en el que se anunció el estado de alarma, en marzo de 2020 y el mundo se metió en sus casas. Desde entonces hasta ahora, el coronavirus ha ido dejando secuelas, tanto a los que han sido afectados directamente por la enfermedad o por sus consecuencias.

Los últimos estudios hablan de que 1 de cada 4 españoles tiene sintomatología ansiosa, depresiva o ambas. Esto es debido principalmente a las numerosas renuncias que hemos tenido que hacer para adaptarnos a la nueva situación, en un período de tiempo que se está alargando demasiado.

Los psicólogos lo llamamos “Pérdida de Reforzadores”, siendo el principal el forzado aislamiento social, tan importante para el bienestar emocional. Por otra parte, la incertidumbre económico-laboral que han sufrido numerosas personas está teniendo efectos devastadores en la salud mental: han aumentado los casos de problemas derivados de altos niveles de preocupación, de vivir con incertidumbre, sintomatología ansiosa, problemas de sueño, irritabilidad, entre otros.

 

La pandemia ha tenido y tendrá un impacto psicológico en los niños.

 

¿Qué síntomas podemos detectar?

Los principales síntomas que está acusando la población en los últimos tiempos debido a la pandemia son:

  • Un aumento de casos de depresión y ansiedad principalmente.
  • Problemas para conciliar el sueño o sueño poco reparador.
  • Síntomas aislados de bajo estado de ánimo tales como: tristeza, desgana, apatía.
  • Aumento de la sintomatología obsesiva, sobre todo se ha visto un aumento de casos de trastorno por Hipocondria, el miedo a estar enfermo.
  • Aumento del consumo de alcohol y también de ansiolíticos y antidepresivos.
  • Aumento de pensamientos negativos relacionados con miedos. En general, miedo a perder algo valioso en nuestra vida.
  • Ganas de llorar sin motivo aparente.

 

¿Cuándo debemos acudir a un especialista?

Si notamos que las semanas pasan y no mejoramos, incluso empeoramos o si cada vez se van sumando nuevos síntomas a los previos afectando el funcionamiento de las principales áreas de nuestra vida como la laboral o familiar.

La terapia psicológica nos ayuda a trabajar en nosotros mismos con el fin de aumentar la percepción de bienestar en nuestra vida.

 

¿Qué consecuencias tendrá para los niños?

Afortunadamente, los niños no han padecido apenas los efectos físicos del virus sobre la salud física, sin embargo, sí lo está haciendo, y mucho, a nivel psicológico.

Esta población ha tenido que adaptarse rápidamente al formato de clases online con las limitaciones que de este método se derivan. Niños con bajos recursos no han podido acceder a todas las clases.

En cuanto a las consecuencias que de esta situación se derivan el ellos, se ha visto más casos síntomas de irritabilidad, ansiedad, tristeza al verse reducido al mínimo sus interacciones sociales que, si para todo el mundo son importantes, para esta población son de vital importancia.

Se espera un aumento de trastornos relacionados con miedos, ansiedad y depresión sobre todo aquellos que, por sus circunstancias personales hayan tenido que hacer más renuncias.

 

 

¿La pandemia ha tenido algún efecto positivo en las personas?

Como siempre, de las situaciones malas se puede sacar algo bueno y en los efectos del Covid-19 no iba a ser menos.

  • Se aprecia y valora más lo bueno que tenemos y ha aumentado los sentimientos de agradecimiento por ello.
  • Nos hemos dado cuenta de lo importante que es para las personas las relaciones humanas, haciendo uso de ellas en las formas en las que la pandemia nos lo ha permitido.
  • Damos más importancia a la salud y hemos hecho cambios en el modo de alimentarnos y potenciado el deporte en nuestra rutina.

 

 

Por Begoña Fernández Seco
Psicología

La psicóloga Begoña Fernández Seco es una destacada especialista en Psicoterapia. Cuenta con el Premio Dr. Gómez Ulla a la Excelencia Sanitaria otorgado por el Instituto para la Excelencia Profesional en el año 2019. En el año 2017 obtuvo la acreditación como Psicólogo Europeo Especialista en Psicoterapia por la Federación Europea de Psicólogos (EFPA). La orientación psicológica con la que trabaja es la terapia cognitivo-conductual, la terapia de Aceptación y compromiso y la psicología positiva.

Es directora del centro que lleva su nombre, el Centro de Psicología Begoña Fernández, en el barrio de Malasaña, que abrió sus puertas en 2005,  y en el que realiza terapias individuales y de pareja con población adulta, adolescente y personas mayores; evaluación, diagnóstico y tratamiento de todo tipo de trastornos psicológicos, y aplicación de técnicas de mejora del bienestar.

Con más de 15 años de experiencia, esta psicóloga está en continuo proceso de formación y reciclaje con el fin de dar el mejor servicio al paciente.

También realiza consultas en inglés. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..