Trastornos del movimiento

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué son los trastornos del movimiento?

Los trastornos del movimiento hacen referencia tanto a un exceso de movimiento como a un déficit de este. Hay muchos tipos diferentes de trastornos del movimiento. Son afecciones neurológicas que afectan a diferentes partes del cuerpo causando movimientos inusuales que pueden ser involuntarios o voluntarios. Algunos trastornos del movimiento incluyen el Parkinson, la ataxia, la enfermedad de Huntington y el síndrome de Tourette.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del movimiento?

Hay muchos trastornos del movimiento diferentes cada uno de los cuales tiene su propio conjunto de síntomas o características. Los trastornos del movimiento afectan a la velocidad de los mismos haciéndolos más rápidos o más lentos en algunos casos, a la fluidez con la que alguien se puede mover y a la facilidad con la que se pueden mover. Otros síntomas particulares de los trastornos incluyen temblores y sacudidas, contracciones nerviosas y tics.

Los trastornos del movimiento hacen referencia tanto a un exceso de movimiento como a un déficit de este

¿Qué causa los trastornos del movimiento?

Los trastornos del movimiento son afecciones neurológicas, por lo que la causa más frecuente es un defecto en un área determinada del cerebro o en la base del cerebro (cerebelo). Estos defectos a menudo tienen un componente genético, pero los movimientos inusuales también pueden causarse por el estrés, las drogas, el consumo de alcohol y las enfermedades crónicas. Algunos trastornos, como el Parkinson, se denominan afecciones neurodegenerativas y estas son normalmente genéticas.

¿Cómo se tratan los trastornos del movimiento?

Los trastornos del movimiento se tratan generalmente por medio de medicación y terapia farmacológica. Como hay muchos tipos diferentes de trastornos del movimiento, cada uno necesita el diagnóstico clínico correcto y se prescribe el tratamiento para cada caso individual. Algunos trastornos del movimiento se han tratado mediante el uso de terapias que usan electrodos para estimular las áreas afectadas del cerebro.

Las dietas específicas y la nutrición también han demostrado ser útiles en el caso de los trastornos del movimiento como el Parkinson. El ejercicio puede ayudar a evitar que el paciente pierda masa muscular y también puede mejorar la movilidad.

Vídeos relacionados con Trastornos del movimiento


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.