Sarcopenia

Especialidad de Geriatría

¿Qué es la sarcopenia?

La sarcopenia es la pérdida de masa muscular que se da en el envejecimiento. Así, la masa muscular se pierde de forma gradual a partir de los 30 años, acelerando el proceso a partir de los 60 años.  La sarcopenia puede llevar al capaciente a la discapacidad y falta de independencia, además de aumentar el riesgo de caídas y fracturas o lesiones. Además de una pérdida de masa muscular, se produce un aumento del tejido graso, lo cual aumenta el riesgo de hipertensión, obesidad o diabetes.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas de la sarcopenia son la masa muscular baja o pérdida gradual, menor fuerza muscular y un menor rendimiento físico.

Causas de la sarcopenia

La principal causa de la sarcopenia es el paso del tiempo y el envejecimiento, ya que en este proceso interactúan varios factores: genéticos, hormonales, cambios en el estilo de vida, pérdida de peso y pérdida de las unidades motoras de la médula espinal.

¿Se puede prevenir?

La práctica de actividad física y una forma de vida activa pueden prevenir y retrasar la aparición y progresión de la sarcopenia. Las personas que mantienen una vida activa pueden retrasar esta enfermedad y conllevan a una mayor longevidad e independencia por parte del paciente.

¿En qué consiste el tratamiento?

No existe un tratamiento concreto para la sarcopenia, pero sí que se utilizan algunos métodos para retrasar su aparición:

Tratamiento con testosterona: en pacientes con bajos niveles de testosterona en sangre se utiliza este tratamiento, ya que la testosterona se relaciona con la presencia de masa muscular y fuerza en las piernas.

Tratamiento con hormona de crecimiento: este método puede aumentar la masa muscular y la fuerza en personas con hipopituitarismo.

Tratamiento nutricional: las dietas ricas en proteínas y otros nutrientes concretos aporta fuerza y disminuye el riesgo de que la sarcopenia progrese.

Ejercicio físico: el entrenamiento y ejercicio físico es clave para contrarrestar la sarcopenia, mejorando la fuerza, la resistencia y el equilibrio. Es necesario que el paciente lleve a cabo una rutina de entrenamiento de varias semanas, lo cual resulta muy efectivo en el aumento de masa muscular y de independencia del paciente.

Intervenciones en el sistema inmune: en algunos casos se utilizan sustancias como la pentoxifilina para regular la producción de citosinas, sustancia que produce la pérdida de masa muscular.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.