Incontinencia urinaria

Dr. Cristóbal López López -

Publicado el: 13/11/2012

Índice:

  1. ¿Qué es la incontinencia urinaria?
  2. Pronóstico de la enfermedad
  3. ¿Qué síntomas presenta?
  4. Pruebas médicas para la incontinencia urinaria
  5. Causas de la incontinencia urinaria o por qué se produce
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. ¿En qué consiste el tratamiento?
  8. ¿Qué especialista lo trata?

 

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la incapacidad para controlar la vejiga, es decir, que no siempre se puede retener la orina. Puede afectar a cualquier persona, pero normalmente suele ocurrir a partir de los 50 años. Las mujeres la experimentan el doble en comparación con los hombres.

La incontinencia urinaria comprende desde la pérdida de orina de forma puntual por estornudos o toses hasta tener una necesidad de orinar repentina y tan fuerte que no se llega al lavabo. En este sentido, existen diversos tipos de incontinencia urinaria:

  • Incontinencia de esfuerzo: la orina se escapa cuando hay presión sobre la vejiga, cuando se ríe, tose, estornuda, se realiza ejercicio o se levantan objetos pesados.
  • Incontinencia de urgencia: antes de la pérdida de orina, se siente una necesidad repentina y muy intensa de orinar.
  • Incontinencia urinaria mixta: se asocia con los estornudos, esfuerzos físicos o toses, aunque también se siente la necesidad urgente de ir al lavabo.
  • Incontinencia por rebosamiento: se produce un goteo de orina frecuente porque la vejiga no se vacía por completo.
  • Incontinencia funcional: sucede cuando tienes una discapacidad física o mental, como en el caso de la artritis grave.
  • Incontinencia urinaria continua o total: hay una pérdida constante de orina.

 

Pronóstico de la enfermedad

La incontinencia urinaria suele producirse a medida que las personas envejecen, pero la cirugía, ejercicios o fármacos permiten que continúen con sus actividades cotidianas y mejora la calidad de vida.

 

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas pueden variar desde una filtración de orina leve hasta la salida abundante e incontrolable de esta. También se puede sentir una necesidad repentina de orinar de forma urgente.

 

La incontinencia urinaria suele producirse
 partir de los 50 años

 

Pruebas médicas para la incontinencia urinaria

Para diagnosticar la incontinencia urinaria se lleva a cabo una historia clínica y exploración física. Asimismo, el paciente deberá contestar unos cuestionarios para que el médico valore los síntomas, así como realizar un análisis de orina con el objetivo de descartar una infección urinaria y un registro o diario miccional para llevar un registro.

Por tal de conocer mejor las causas se puede realizar un estudio urodinámico, medición de orina residual y ecografía del suelo pélvico.

 

Causas de la incontinencia urinaria o por qué se produce

La mayoría de problemas de control se dan porque los músculos que mantienen la vejiga están demasiado débiles o demasiado activos. Si están debilitados, se pierden pequeñas cantidades de orina al llevar a cabo acciones como reír o toser, lo cual se conoce como incontinencia por estrés. Por el contrario, si están demasiado activos se puede llegar a tener una necesidad imperiosa de ir al baño, aún teniendo poca orina en la vejiga (incontinencia de urgencia o vejiga hiperactiva). Otras causas pueden ser problemas con la próstata, si se agranda, y lesiones neurológicas.

Por otro lado, la incontinencia se puede producir por enfermedades como son la artritis o daño en los nervios que controlan la vejiga debido a la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson. 

 

¿Se puede prevenir?

La incontinencia urinaria es un problema que se puede prevenir o, si no prevenir, al menos retrasar su aparición. Practicar ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos pélvicos, evitar la obesidad, disminuir la ingesta de bebidas azucaradas a partir de la media tarde y no empujar al orinar son acciones que pueden ayudar a prevenir esta patología. Además, conviene reducir el consumo de sustancias que estimulen la vejiga en exceso, como la cafeína, el alcohol y determinados medicamentos como los diuréticos.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la incontinencia urinaria depende de la causa y del tipo, pero a grandes rasgos suele incluir ejercicios simples con el objetivo de fortalecer los músculos del suelo pélvico, medicamentos y dispositivos especiales como el catéter. La cirugía también puede resultar útil en algunas ocasiones con el objetivo de mantener la vejiga en su posición habitual.

Asimismo, es importante realizar un cambio en el estilo de vida como beber la cantidad de líquido recomendada, hacer ejercicio físico, tener un peso adecuado, no fumar y evitar el estreñimiento.

 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista encargado de tratar la incontinencia urinaria es el urólogo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.