Cirugía del páncreas

¿Qué es la cirugía del páncreas?

La cirugía del páncreas describe una serie de procedimientos realizados para tratar las siguientes enfermedades:

  • Pancreatitis aguda
  • Pancreatitis crónica
  • Cáncer pancreático

La cirugía para el tratamiento de la pancreatitis aguda y crónica se conoce como colecistectomía. Esta operación se caracteriza por la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar.

La intervención para el tratamiento del cáncer de páncreas es a menudo la única forma de tratar esta forma de cáncer. Existen varios procedimientos para el tratamiento quirúrgico del cáncer de páncreas:

  • Procedimiento de Whipple
  • Pancreasectomía distal
  • Pancreasectomía total
  • Desviación biliopancreática

¿Por qué se hace?

Si sufre de pancreatitis aguda o crónica, se recomendará una cirugía para extirpar la vesícula biliar, en caso de cálculos biliares dolorosos que bloquean el flujo biliar.

La cirugía debe ser la opción principal para tratar el cáncer de páncreas, ya que, por su naturaleza, es difícil de diagnosticar y suele detectarse cuando ya está bastante avanzado.

¿En qué consiste?

Una colecistectomía se puede realizar a través de:

  • Laparoscopia: se realizan varias incisiones pequeñas en el abdomen y se utilizan herramientas especiales para extraer la vesícula biliar. Este procedimiento también se conoce como cirugía mínimamente invasiva.
  • Cirugía abierta: se realiza una incisión más grande en el área abdominal para extraer la vesícula biliar.

Ambos procedimientos se realizan bajo anestesia general, pero es la cirugía laparoscópica la que se usa con mayor frecuencia, al ser menos invasiva y, por lo tanto, permitir un período de curación más rápido.

Las diferentes formas de cirugía de cáncer de páncreas se realizan de las siguientes maneras:

  • Procedimiento de Whipple

Este procedimiento consiste en extraer la cabeza del páncreas, eliminando una parte del intestino delgado, así como toda la vesícula y parte del conducto biliar.

Posteriormente, este conducto y el páncreas se conectan al intestino delgado, hecho que implica que la bilis, las enzimas y las hormonas pancreáticas continúen siendo liberadas con normalidad.

El procedimiento de Whipple es un tipo de cirugía exigente.

  • Pancreasectomía distal

Este procedimiento consiste en extraer el cuerpo y la cola del páncreas. Por lo general, también se extirpan el bazo, parte del estómago, el intestino, el riñón izquierdo y la glándula suprarrenal izquierda.

Nuevamente se trata de una cirugía larga y exigente.

  • Pancreasectomía total

En este procedimiento se extirpa todo el páncreas. Dependiendo de dónde se encuentre el tumor canceroso, este procedimiento a veces es la mejor opción.

Durante el procedimiento, también se puede eliminar:

  • Vesícula biliar
  • Bazo
  • Ganglios linfáticos circundantes
  • Conducto biliar
  • Parte del intestino delgado y el estómago

Una vez que se extrae el páncreas, es necesario tomar enzimas para ayudar a digerir los alimentos. Además, los pacientes que se someten al procedimiento sufrirán diabetes por el resto de sus vidas. Esto se debe al hecho de que el páncreas el órgano que produce la insulina necesaria para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Preparación para la cirugía pancreática

Antes de someterse a una cirugía por pancreatitis, se realizarán pruebas para determinar que el paciente está en forma y lo suficientemente saludable como para someterse a una cirugía. Además, en el período de tiempo anterior a la intervención, se recomienda seguir una dieta saludable, evitando fumar y beber.

Asimismo, la noche anterior a la cirugía, es necesario abstenerse de comer y beber. El equipo quirúrgico también explicará al paciente el procedimiento en detalle, así como los cuidados a tener en cuenta en la post-intervención. Normalmente, la noche antes de la cirugía, el paciente recibe una bebida rica en carbohidratos cuyo propósito es proporcionar suficiente energía para ayudar a la convalecencia. Durante la operación, el paciente también recibirá un goteo intravenoso en el brazo para prevenir la deshidratación.

Recuperación post-intervención

Si se sometió a una cirugía laparoscópica para extirpar la vesícula biliar, el tiempo de recuperación no es largo y el alta hospitalaria generalmente se realiza al día siguiente. Por lo general, los pacientes vuelven a sus hábitos a las dos semanas.

Si, en cambio, se sometió a una cirugía abierta, la convalecencia es más larga y la estadía en el hospital dura de tres a cinco días con un período de curación variable de entre seis y ocho semanas.

Inmediatamente después de la cirugía para el cáncer de páncreas, el paciente normalmente permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos antes de ser transferido a una habitación para permitirle descansar. Es probable que después de la cirugía, se apliquen una serie de goteos y sistemas para drenar los líquidos, medir la presión arterial, controlar el dolor e hidratar al paciente.

Por último, si se somete a una colecistectomía total, el paciente comenzará a tomar suplementos enzimáticos e insulina. Para ello, se le enseñará a administrárselos de forma independiente. Por lo general, los pacientes permanecen en el hospital hasta las dos semanas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..