Cirugía de Mohs


Especialidad de Cirugía plástica, estética y reparadora

¿Qué es la cirugía de Mohs?

La cirugía de Mohs es un tratamiento quirúrgico muy innovador que se lleva a cabo bajo anestesia local. Está indicado para eliminar los tumores que provocan cáncer de piel, sin dañar el tejido sano y obteniendo un índice de curación más alto que la cirugía tradicional.

¿Por qué se realiza la cirugía de Mohs?

Esta cirugía se realiza para eliminar el cáncer de piel, preferiblemente con estas características:

  • Se extraiga el mínimo tejido posible
  • Que el tumor se extraiga totalmente antes de coserlo
  • Haya una cicatriz o se haya hecho un tratamiento de radiación previo
  • Ya se trató y no se extrajo totalmente o regresó
  • Grande o con bordes poco claros
  • El sistema inmune del paciente no funciona bien debido al cáncer o tratamientos o medicamentos a los que se está sometiendo
La cirugía de Mohs está indicada para eliminar los tumores que provocan cáncer de piel sin dañar el tejido sano

¿En qué consiste la cirugía de Mohs?

Previamente a la extirpación del tumor, se analiza todo el tejido afectado, incluyendo las zonas limítrofes. De este modo, se asegura la extirpación precisa del tumor cutáneo, salvando al máximo el tejido sano y, por lo tanto, minimizando la reconstrucción estética que se requiera después de la cirugía. Se divide en varias fases. En la primera se extirpa la capa de piel afectada por el tumor. Después se realiza una cura provisional de la herida, mientras se examina el tejido extirpado y unas muestras del tejido del margen del tumor para confirmar que se ha eliminado completamente el tumor; esta etapa puede durar unos 45 minutos. Si en el análisis se detecta que todavía quedan células cancerosas se repite todo el proceso anterior hasta que se logra una extirpación completa del tumor. Por último, se procede a la reconstrucción de la zona afectada por la cirugía de Mohs con la técnica más adecuada para cada caso.

Preparación para la cirugía de Mohs

Las medidas que se toman antes de la cirugía de Mohs son:

  • No tomar algunos medicamentos  como anticoagulantes
  • No fumar
  • Traer algún acompañante para después de la intervención

Cuidados tras la intervención

Tras la cirugía, hay varias opciones para cuidar adecuadamente la herida:

  • Dejar que sane sola (si es pequeña)
  • Puntos de sutura
  • Injertos de piel (cubrir la herida con piel de otra parte del cuerpo)
  • Colgajos de piel (se cubre la herida con la piel de alrededor)

Vídeos relacionados con Cirugía de Mohs


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.