Cáncer de Endometrio

Especialidad de Oncología Médica

¿Qué es el cáncer endometrial?

El cáncer endometrial es una neoplasia que se genera en las glándulas de la mucosa del cuerpo uterino. Es el cáncer más común del aparato reproductor femenino y se produce con mayor frecuencia entre los 55 y 65 años de edad. 

Existen dos tipos de cáncer endometrial:

  • Circunscrito: se presenta como una excrecencia, un nódulo o una lesión. La masa tumoral puede extenderse hasta el peritoneo, afectando al miometrio (la membrana muscular del útero) a su paso.
  • Difuso: se presenta en una gran superficie de la cavidad uterina. En algunos casos el motivo puede ser el origen multicéntrico del tumor (que tiene, por tanto, varios brotes en el endometrio), pero con mayor frecuencia esta modalidad indica que la degeneración se produce de forma limitada. En este tipo de cáncer, el útero generalmente se ve hinchado, pero también puede tener un aspecto normal.

Pronóstico de la enfermedad

La tasa de mortalidad es, en cualquier caso, inferior a la del cáncer de cuello uterino y de ovario. Las posibilidades de recuperación están relacionadas con varios factores, tales como:

  • Grado de avance del tumor
  • Afectación o falta de afectación de otros órganos que no sean el útero
  • Edad
  • Estado de salud
El cáncer endometrial es una neoplasia que se genera en las glándulas de la mucosa del cuerpo uterino.

Síntomas de cáncer endometrial

Los síntomas generalmente ocurren cuando el tumor ya está en una etapa avanzada:

  • Sangrado vaginal (incluso leve): es importante prestar especial atención a este síntoma después de la menopausia, pero siempre es apropiado hablar con el médico también en el caso de mujeres en edad fértil, si las pérdidas aparecen fuera de la menstruación. Esta señal es a menudo la que lleva a las mujeres a la consulta y la que les permite diagnosticar la presencia del tumor.
  • Secreción vaginal blanquecina de mal olor.
  • Dolor abdominal: en la fase inicial se puede notar un ligero dolor debido a espasmos uterinos causados por el estiramiento del órgano, debido a la multiplicación de las células tumorales. Cuando el tumor ha llegado a otros órganos abdominales, el dolor puede volverse más importante.

Diagnóstico del cáncer de endometrio

Debido a que el cáncer endometrial se localiza dentro del útero, es difícil que la prueba de Papanicolaou lo detecte. Por esta razón, el médico toma una muestra de tejido del endometrio, que luego se examina al microscopio para detectar si contiene células tumorales.

El ginecólogo dispone de los siguientes métodos para la toma de esta muestra:

  • Biopsia endometrial: se inserta una herramienta especial en la cavidad uterina para raspar la pared del órgano y extraer fragmentos.
  • Raspado (o curetaje): se dilata el cuello uterino y luego se inserta un dispositivo quirúrgico en la cavidad del útero, donde se extraen partes más grandes de tejido que las que se pueden obtener con el método de biopsia.
  • Histeroscopia: es una exploración endoscópica mínimamente invasiva y es la técnica más común hoy en día. Una cámara colocada encima de un equipo ginecológico permite al médico visualizar el interior del útero y elegir de dónde extraer el tejido. Para algunos de estos métodos puede ser necesario emplear anestesia local.

¿Cuáles son las causas del cáncer endometrial?

Las causas específicas del cáncer aún no están claras, pero se han identificado los siguientes factores de riesgo:

  • Menarquia temprana
  • Menopausia tardía
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Tomar ciertos medicamentos contra el cáncer en pacientes que están tratando el cáncer de mama.

Tratamientos para el cáncer de endometrio

El tratamiento varía según la etapa de desarrollo alcanzada por el tumor:

  • Primera fase: tratamiento hormonal destinado a la preservación del útero (para permitir futuros embarazos en pacientes en edad fértil); extirpación del tumor por histeroscopia; radioterapia interna o externa (localizada en la pelvis).
  • Segunda fase: histerectomía (extirpación del útero) y anexectomía bilateral (extirpación de los ovarios) seguida de radioterapia interna o externa, o radioterapia sola para las pacientes que no pueden ser operadas.
  • Tercera fase: histerectomía radical; radioterapia interna y externa; quimioterapia.
  • Cuarta fase: quimioterapia; terapia hormonal; radioterapia (destinada a reducir los trastornos sintomáticos).
  • Cáncer recurrente, que se produce algún tiempo después de tratar un primer cáncer endometrial: tratamiento hormonal o radioterapia paliativa.

¿A qué especialista contactar?

Un experto en ginecología realizará la primera visita. Si se le diagnostica la enfermedad, también debe consultar a un oncólogo. Si son necesarias sesiones de radioterapia, el oncólogo puede derivar a la paciente a un experto en radioterapia.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.