Braquiterapia

Especialidad de Oncología Radioterápica

¿Qué es la Braquiterapia?

La braquiterapia es un tratamiento que coloca fuentes radiactivas dentro del paciente de forma temporal o permanente para dañar el ADN de las células cancerígenas y destruir su capacidad de reproducción, división y crecimiento. La braquiterapia permite al oncólogo emplear una alta dosis de radiación para tratar un área en menos tiempo que lo haría la radioterapia convencional. Puede utilizarse para tratar diversos cánceres ubicados en todo el cuerpo.

¿Por qué se realiza?

La braquiterapia es una clase de terapia de radiación utilizada para tratar el cáncer. Utiliza radiación ionizante para matar las células cancerosas y encoger así los tumores.

Se utiliza para tratar cánceres de todo el cuerpo, incluyendo:

  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de cérvix
  • Cáncer de cabeza y cuello
  • Cáncer de piel
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de vesícula biliar
  • Cáncer de útero
  • Cáncer de vagina
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de colon y recto

¿En qué consiste la braquiterapia?

La braquiterapia puede ser temporal o permanente, y cada una de ellas consiste en un proceso distinto:

  • Braquiterapia temporalà En este tipo de braquiterapia se inserta material altamente radioactivo dentro de un catéter por un tiempo específico, para después retirarlo. Puede administrarse en dosis bajas o altas.
  • Braquiterapia permanenteà También se la conoce como implantación de semillas, ya que se insertan semillas o gránulos en el tumor o cerca de este, para dejarlas de forma permanente. Transcurridos unos meses el nivel radioactivo disminuye hasta su desaparición. Las semillas inactivas quedan en el interior del cuerpo, sin ningún efecto sobre el paciente.

 

Preparación para la braquiterapia

El médico experto en oncología y radioterapia será quien determine la preparación necesaria previa a la braquiterapia, pero, puede incluir preparación intestinal, exámenes de ultrasonido o Resonancia Magnética Nuclear, análisis de sangre, electrocardiograma o radiografía de tórax, entre otros.

 

Cuidados tras la braquiterapia

Tras la braquiterapia, aunque la radioactividad de las semillas (en el caso de la braquiterapia permanente) decae rápidamente, existen determinadas recomendaciones para limitar el contacto cercano con otras personas, especialmente niños y mujeres embarazadas. Asimismo, durante unas semanas o meses el paciente podría activar los puntos de control de metales en aeropuertos, por lo que siempre deberá llevar consigo una nota explicativa del tratamiento.

 

Por otra parte, tras la braquiterapia el paciente puede notar sensibilidad e hinchazón en el área tratada. No obstante, los pacientes pueden regresar a sus actividades laborales a los días o semanas de la intervención.

 

El médico experto recomendará sesiones de seguimiento, importantes para determinar si la condición de salud es estable o ha sufrido cambios. Esto permitirá también al doctor conocer posibles efectos secundarios.

 

 

Vídeos relacionados con Braquiterapia


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.