Alergia al pelo de animales


Especialidad de Alergología

¿Qué es la alergia al pelo de los animales?

La alergia al pelo de los animales domésticos es un tipo de alergia bastante frecuentes. En este caso, se reacciona al pelaje de algunos animales, a la vez que a alérgenos de la orina y de las secreciones glandulares, quedándose éstas pequeñas partículas en el aire y uniéndose al polvo del ambiente, pudiendo provocar reacciones alérgicas al inhalarlas.

Cualquier animal de pelo puede causar alergia: conejos, vacas, hámsters, ratones… No obstante, los animales que con mayor frecuencia causan este tipo de alergias son los gatos, los perros y los caballos, siendo el gato el animal más peligroso ya que puede causar problemas severos.

Síntomas de la alergia al pelo de animales

Los síntomas de la alergia a los pelos de los animales son muy similares a la sintomatología de otras alergias: urticarias, sarpullidos, conjuntivitis, asma, rinitis…

Normalmente, cuando una persona que no tiene contacto con el animal y un día tiene contacto, los síntomas pueden aparecer en pocos minutos. La deducción de la alergia es sencilla, ya que el animal es fácilmente visible y se identifica el contacto con facilidad. No obstante, en ocasiones los síntomas no son inmediatos, sino que aparecen varias horas después. Si el animal no es visible, como por ejemplo un ratón, es complicado sospechar la relación.

Por otro lado, la persona puede convivir en su día a día con el animal, y poco a poco se inflaman los bronquios, apareciendo y desapareciendo los síntomas de manera intermitente. Por su inflamación, los bronquios son susceptibles a toda clase de estímulos: infecciones, ejercicio, aire frío… Estos estímulos causan síntomas agudos y desorientan sobre la culpabilidad de los animales.

¿Cuáles son las causas de la alergia al pelo de los animales?

Los animales con pelo son la causa más frecuente de esta alergia, aunque también se han descrito alergias en plumas de aves y en escamas de reptiles. Los alérgenos de los animales están en sus secreciones y en sus excrementos, de forma que la alergia se ocasiona como consecuencia de la inhalación o el contacto con caspa, pelo, saliva u orina de los animales.

¿Se puede prevenir? 

La mejor opción para prevenir la aparición de la alergia es evitar el contacto con el animal. En el caso de que el animal viva en casa, lo más aconsejable es retirarlo, aunque la caspa del animal puede permanecer en el domicilio durante meses.

No obstante, si no se retira al animal, lo más recomendable es que el animal no entre en la habitación, y mucho menos que duerma allí. Es necesario que la habitación se encuentre bien ventilada. El animal debe ser lavado con frecuencia.

¿En qué consiste el tratamiento?

La mejor forma de combatir la alergia al pelo de animal es evitar el contacto directo con animales, aunque el riesgo de verse afectado seguirá ahí, aunque es cierto que cuanto menos se exponga una persona a un alérgeno y con un tratamiento adecuado, siempre existe un riesgo inferior a contraer alergias, asma, rinitis y otras patologías derivadas de los mencionados alérgenos.

No obstante, el tratamiento definitivo será el proporcionado por un alergólogo, ya que existen vacunas contra la alergia (inmunoterapia) y antihistamínicos u otros medicamentos que ayuden a controlar la sintomatología de la alergia.

Vídeos relacionados con Alergia al pelo de animales


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.