Análisis de sangre

¿Qué son los análisis de sangre?

Un análisis de sangre es una prueba médica que se utiliza para conocer numerosos datos sobre el organismo, lo que ayuda a los especialistas a verificar el estado de salud del paciente. A partir de una pequeña cantidad de sangre estudiada en el laboratorio se pueden diagnosticar múltiples enfermedades, infecciones, problemas de coagulación, cáncer de sangre y enfermedades del sistema inmunitario.

¿En qué consisten los análisis de sangre?

La sangre tiene que ser extraída de la parte interior del codo usando una aguja fina y una jeringa. La muestra de sangre se coloca en una centrifugadora en un laboratorio y se hace girar hasta que la sangre se separa.

¿Por qué se realizan los análisis de sangre?

Las pruebas de laboratorio se pueden clasificar según los datos a valorar:

  • Pruebas cardiovasculares (por ejemplo, pruebas de colesterol y lípidos)
  • Pruebas de la función hepática
  • Pruebas de la función renal
  • Pruebas de la tiroides
  • Pruebas de función reproductiva
  • Pruebas vitamínicas
  • Prueba de tolerancia a los carbohidratos
  • Prueba de glóbulos blancos
  • Prueba de glóbulos rojos

Hacerse un análisis de sangre anualmente con un médico puede ayudar a detectar cualquier enfermedad o afección a tiempo, para ayudar a un tratamiento más exitoso. En algunos laboratorios también ofrecen la posibilidad de realizar la extracción a domicilio. 

Análisis clínicos | Top Doctors
Es habitual la realización de análisis clínicos antes de una cirugía, para valorar el estado de salud del paciente
 

Preparación para los análisis de sangre

Previamente a los análisis de sangre es necesario mantenerse en ayuno entre 8 y 12 horas. La mayoría de los análisis de sangre se llevan a cabo por la mañana, por lo que es más fácil seguir el ayuno durante la noche.

La razón por la que se tiene que ayunar es que cuando comemos o bebemos, los alimentos pasan a ser absorbidos por el torrente sanguíneo, lo que puede afectar a los resultados de la prueba, dependiendo del tipo de análisis. Esto no quiere decir que no pueda beber agua, a no ser que así lo indique el médico. Asimismo, tampoco se puede mascar chicle, fumar o hacer ejercicio antes de la prueba.

Acto seguido de haber realizado la prueba ya se puede comer y beber, es más, se recomienda llevar un refrigerio para después ya que se pueden sufrir mareos.

¿Qué se siente al hacerse un análisis de sangre?

Por lo general, la sangre se extrae de la parte interna del brazo. Se utiliza un torniquete en la parte superior del brazo para disminuir el flujo sanguíneo y permitir que la vena se hinche. Se limpia la piel y se inyecta la aguja en la vena.

Una jeringa extrae la sangre y una vez tomada la presión se aplica en el área. Se puede utilizar una pequeña gasa para cubrir la herida. La extracción de sangre no es dolorosa, pero algunas personas la encuentran incómoda.

¿Qué significan los resultados anormales?

Una vez que la muestra de sangre ha sido analizada en un laboratorio, los resultados a veces se pueden ver online o los envían al paciente o al médico. La mayoría de los resultados requerirán la interpretación de un profesional y deben compartirse con el especialista. Si se indica alguna anormalidad, es posible que necesiten hacer pruebas adicionales, incluyendo más análisis de sangre, pero también exploraciones o biopsias.

 

TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.