Vaginitis

 

Índice

1. ¿Qué es la vaginitis?

2. Pronóstico de la enfermedad

3. Síntomas de la vaginitis

4. Pruebas médicas para la vaginitis

5. ¿Cuáles son las causas de la vaginitis?

6. ¿Se puede prevenir?

7. Tratamientos para la vaginitis

8. ¿Qué especialista lo trata?

¿Qué es la vaginitis?

La vaginitis, también llamada vulvovaginitis, es la inflamación o infección de la vagina y de la vulva. También puede producirse una inflamación del cuello del útero o en los genitales externos. Es uno de los problemas ginecológicos más frecuentes, ya que se estima que el 90% de las mujeres padecerá algún tipo de vaginitis a lo largo de su vida.

Pronóstico de la enfermedad

Si se padece vaginosis bacteriana o tricomoniasis es importante tratarlos, ya que aumentan el riesgo de contraer el VIH, u otras enfermedades de transmisión sexual. En el caso de estar embarazada, puede aumentar la posibilidad de un nacimiento prematuro.

¿Qué síntomas presenta?

Los principales síntomas de la vaginitis son picor, hinchazón y enrojecimiento de los tejidos. Estos síntomas van acompañados también de una secreción vaginal extraña, denominada leucorrea, que será diferente según la causa de la enfermedad. Además, es normal sentir dolor al orinar o durante el coito, así como dolor abdominal.

Estos síntomas resultan muy molestos y, en algunos casos, pueden presentarse complicaciones leves al aparecer una sobre-infección en las lesiones de rascado en la vulva que hayan aparecido.

Los principales síntomas son picor, hinchazón y enrojecimiento

 

Pruebas médicas para la vaginitis

El médico revisará su historial médico y procederá a realizarle un examen pélvico en busca de signos de infección. 

También se tomará una muestra de las secreciones vaginales para averiguar qué causa la infección. En otros casos se realizará una ecografía si hay sospecha de cuerpos extraños y el examen físico no es suficiente. 

Causas de la vaginitis o por qué se produce

Las causas de la vaginitis pueden ser varias:

  • Infecciones: normalmente se deben a bacterias, aunque también puede ser por algún virus u hongos.
  • Reacciones alérgicas: a medicamentos, preservativos, lubricantes, al material de la ropa interior, a productos para la higiene íntima o, incluso, al suavizante con el que se lava la ropa.
  • Traumatismos o cuerpos extraños en la vagina.
  • Hormonales: es común la vaginitis atrófica en mujeres postmenopáusicas debido al descenso de los niveles de estrógenos, a que el revestimiento interno de la vagina se adelgaza y a la disminución del flujo.

¿Se puede prevenir?

Para prevenir la vaginitis es recomendable vestir prendas de ropa que no opriman y, sobre todo, cuidar la higiene íntima utilizando productos que no irriten la piel ni alteren el pH vaginal.

Conviene evitar las duchas vaginales así como los productos íntimos perfumados, ya que estos últimos pueden causar alergia.

Tratamientos para la vaginitis

Si la causa de la vaginitis es la introducción de un objeto extraño en la vagina, es importante extraerlo con cuidado para no dañar más las paredes vaginales. Si la causa es una alergia a algún producto químico, se ha de averiguar cuál es para dejar de usarlo.

Las otras infecciones se tratan con medicamentos y, en algunos casos, es importante tratar a la pareja también. Según el caso se recetarán cremas o geles antimicrobianos, con el fin de reducir los síntomas. 

¿Qué especialista lo trata? 

Para tratar y diagnosticar la vaginitis deberá acudir a un especialista en Ginecología y Obstetricia

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.