Ecografía pélvica

Especialidad de

¿Qué es la ecografía pélvica?

La ecografía de la pelvis es un método frecuente para examinar el útero y los ovarios durante el embarazo. Además, puede solicitarse una ecografía pélvica dirigida a examinar solo las estructuras cuando solo sea necesario revisar estructuras contenidas en su interior en aquellos casos en los que el resto del abdomen ya haya sido estudiado previamente mediante una ecografía abdominal.

¿En qué consiste?

El paciente se acuesta de espaldas en una camilla y el especialista aplica un gel trasparente en el abdomen. A continuación, se coloca una sonda sobre el gel y se masajea en direcciones diferentes por la zona baja del abdomen. La sonda se encarga de emitir ondas de sonido que pasan por el gel y se reflejan en las estructuras corporales. El ordenador recibe las ondas y crea una imagen a partir de ellas. Estas imágenes se pueden ver a través de un monitor de televisión que tiene el especialista al lado.

La ecografía pélvica se realiza para examinar las estructuras del abdomen bajo

¿Por qué se realiza?

La ecografía pélvica se realiza para examinar las estructuras del abdomen bajo en casos en los que el resto del abdomen ya ha sido examinado. También puede requerirse una ecografía pélvica cuando:

  • Se examine al bebé durante el embarazo
  • Quistes, tumores fibroides o tumoraciones en la pelvis.
  • Tumores en la vejiga
  • Inflamación en el útero, los ovarios o las trompas de Falopio
  • Sangrado vaginal
  • Problemas con la menstruación
  • Embarazo
  • Dolor en la zona de la pelvis

Preparación para la ecografía pélvica

Se recomienda acudir a la prueba con ropa ancha para estar más cómodo. Antes de realizar la prueba, el especialista le solicitará que beba mucha agua para tener la vejiga llena y poder ver órganos, como el útero, dentro de la pelvis. Una vez que termine la prueba, el paciente ya puede orinar.

¿Qué se siente durante el examen?

Durante el examen, el especialista aplica el gel conductor, por lo que el paciente siente el frío en la zona pélvica. La prueba no causa dolor, se tolera fácilmente. El especialista puede presionar ligeramente la zona del abdomen moviéndolo hasta conseguir las imágenes que está buscando. Esto puede resultar un poco molesto, especialmente con la vejiga llena. No existen riesgos al exponerse a este tipo de prueba, al contrario que con una radiografía que el paciente se expone a la radiación.

Significado de resultados anormales

Si los resultados son normales significa que las estructuras pélvicas o en su caso, el feto, están bien. En el caso de que los resultados sean anormales, puede ser por diferentes causas. Algunas de ellas son:

  • Problemas en los ovarios o las trompas de Falopio
  • Problemas congénitos de matriz o vagina
  • Cánceres en la zona del útero, los ovarios o la vagina
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.