Hongos

Índice:

  1. ¿Qué son los hongos?
  2. Síntomas comunes
  3. Diagnóstico
  4. ¿Cuáles son las causas de los hongos de la piel?
  5. Prevención
  6. Tratamientos
  7. Especialistas médicos en el tratamiento de los hongos

¿Qué son los hongos de la piel?

Los hongos son microorganismos que pueden causar micosis en el ser humano y son capaces de convivir de forma permanente con él sin llegar a causarle una infección, aunque en determinadas ocasiones puede acabar desarrollándose. Los hongos cutáneos pueden convertirse en patógenos y volverse peligrosos para la salud, pudiendo ocurrir tras un debilitamiento del sistema inmunitario.

También es por este motivo que las infecciones por hongos son más comunes en la temporada de calor: de hecho, la humedad, el calor y la permanencia en los lugares muy concurridos favorecen su incremento.

Existen dos subgrupos principales de micosis cutáneas:

  • Superficiales (cutáneas): solo afectan a la superficie de la piel, de las uñas y de las mucosas.
  • Subcutáneas: se expanden hasta la dermis.

Los tipos más comunes de micosis cutáneas son los siguientes:

  • Dermafitosis: afecta a las uñas, los pelos y el cabello (es decir, las áreas queratinizadas).
  • Candidosis: se desarrolla en las áreas húmedas del cuerpo humano (ingle, axilas y entre los dedos).
  • Pitiriasis versicolor: provoca la aparición de manchas descamativas en diferentes regiones, como el cuello, los hombros, el pecho, el estómago, los brazos y la cara.

Síntomas de los hongos en la piel

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Discromía o alteración de la pigmentación de la piel (manchas blancas, rojas o marrones, con bordes escamosos y elevados)
  • Puede provocar alopecia en forma de parches en el cuero cabelludo
  • Prurito
  • Inflamación e irritación
  • Onicomicosis
  • Dermatofitosis o tiña del cuerpo
  • Pie de atleta o tiña del pie: resquebrajamiento, dolor y escozor entre los dedos de los pies, piel en carne viva, descoloramiento y debilitamiento de las uñas.
  • Malassezia
  • Dermatofítides: provoca pitiriasis versicolor, una micosis superficial, llamada pitiriasis versicolor.
Existen muchos tipos de hongos y cada uno se manifiesta de una forma distinta.

Diagnóstico de hongos en la piel

Para el diagnóstico de los hongos en la piel, el especialista puede recurrir a diferentes pruebas, como:

  • Análisis de sangre.
  • Toma de muestra y análisis de escamas de la piel, pelos y fragmentos de uñas para analizarlos en el laboratorio.
  • Frotis para hongos.
  • Uso de la lámpara Wood que emite una luz ultravioleta y permite identificar el tipo de fluorescencia del hongo en cuestión.
  • Examen de una muestra de un ganglio linfático para identificar los microorganismos que causan la infección.

¿Cuáles son las causas de los hongos en la piel?

Las causas del ataque micótico pueden ser varias, pero siempre están relacionadas con la disminución de las defensas inmunitarias:

  • Dieta incorrecta
  • Falta de higiene
  • Estrés
  • Exceso de calor
  • Sudoración excesiva
  • Uso de ropa demasiado ajustada
  • Uso prolongado de fármacos inmunosupresores, antibióticos o medicamentos a base de cortisona
  • Padecer enfermedades que afectan al sistema inmunológico

Otro de los posibles factores que influye en la aparición de hongos se asocia a la humedad, especialmente en la época estival junto al incremento de hábitos como: ir a la piscina, instalaciones deportivas, duchas comunes, etc.

¿Pueden prevenirse?

Lo cierto es que sí. Los hongos pueden prevenirse y para ello nombramos algunas de las medidas que sugieren desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) para evitar la aparición de una infección micótica:

  • No compartir ropa interior personal con otras personas.
  • Utilizar zapatillas en las duchas comunes de gimnasios, piscinas, etc.
  • Utilizar preferiblemente ropa interior, y ropa en general, de fibras naturales.
  • Secarse con cuidado después de lavarse, especialmente las zonas húmedas del cuerpo.
  • Evitar la ingesta de fármacos por periodos prolongados. Usar polvos antifúngicos en el calzado.

Tratamientos para hongos de la piel

Los tratamientos para este tipo de infecciones varían, evidentemente, en función del hongo del que se trate y del grado de irritación. Las terapias más comunes son:

  • Fármacos antimicóticos que se aplicarán sobre la lesión.
  • Fármacos antimicóticos que se tomarán por vía oral (en el caso de los hongos resistentes).
  • Fármacos corticosteroides para calmar el prurito.
  • Fármacos para los hongos de la piel.

¿A qué especialista tengo que dirigirme?

Si se encuentran los síntomas típicos de la micosis cutánea, habrá que dirigirse al dermatólogo lo antes posible, éste sabrá diagnosticar el tipo de micosis y determinar el tratamiento más adecuado para el paciente.

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..