Fundas de zirconio

 

Índice

1. ¿Qué son las fundas de zirconio?

2. ¿Por qué se realiza?

3. ¿En qué consiste?

4. Preparación para las fundas de zirconio

5. Cuidados tras la intervención

 

¿Qué son las fundas de zirconio?

Las coronas de zirconio son fundas dentales confeccionadas totalmente de zirconio, un material biocompatible que está libre de metales oscuros como los encontrados en las coronas convencionales de porcelana. Esto permite que al utilizarlas se logre un resultado más estético y natural. Además, el zirconio es un material de alta dureza y durabilidad, por lo que estas fundas puedan ser de un grosor menor a la vez que conservan una alta resistencia.

 

Se trata de una técnica bastante solicitada por los pacientes para resolver los problemas de estética y salud bucal, permitiendo un desgaste mínimo en el diente y un color estable en el tiempo.

 

Las fundas de zirconio ofrecen un desgaste mínimo en el diente y un color estable en el tiempo

 

¿Por qué se realiza?

Se colocan las fundas de circonio porque un paciente ha sufrido un desgaste en una pieza dental, por lo que la funda la refuerza y evita más deterioro. Asimismo, se usan cuando se ha perdido un diente y es necesario reintegrar la pieza dental antes de que haya un desequilibrio en la mordedura y, en un caso avanzado, maloclusión.

 

Por otro lado, se realizan las fundas de zirconio cuando el paciente quiere solucionar problemas estéticos como el color, posición o forma de sus dientes. Es decir, acude a un especialista en Odontología para retocar su sonrisa a nivel estético.

 

¿En qué consiste?

El procedimiento para colocar una funda dental se divide en diversos pasos:

 

Tallar el diente: se necesita reducir el tamaño del diente para ajustar con precisión la funda de zirconio.

Impresión dental: tomar las medidas para crear un molde exacto y decidir el color de la funda para que coincida con el resto de los dientes.

Confección de la funda de zirconio en laboratorios.

Colocar la funda de manera definitiva.

 

 

Preparación para las fundas de zirconio

Se deberá realizar una exploración para detectar si existen problemas de salud bucodental. En este caso, deberán tratarse antes de la colocación de las fundas de zirconio.

 

Cuidados tras la intervención

Es importante hacer un mantenimiento de las fundas de zirconio, del mismo modo que con el resto de dientes. Se debe mantener una higiene bucal diaria después de cada comida y es recomendable usar hilo dental, así como enjuague bucal para complementar.

 

Cabe destacar que las fundas de zirconio son altamente resistentes a la rotura y, además, conservará el color inicial sin oscurecerse. Sin embargo, es necesario acudir a la consulta del odontólogo para realizar revisiones.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.