Blefaroplastia láser

¿Qué es la blefaroplastia con láser?

La blefaroplastia con láser es un tipo de cirugía de párpados que elimina el exceso de piel, grasa y músculos de los párpados superiores e inferiores de los ojos. Esto se hace con fines estéticos y, a veces, para mejorar la apariencia de los pacientes con parálisis facial.

¿Por qué se realiza la blefaroplastia con láser?

La blefaroplastia con láser es un procedimiento médico cosmético destinado a rejuvenecer la apariencia de una persona al reducir o eliminar la piel flácida o hinchada alrededor de los ojos.

¿Quién es el mejor candidato para una blefaroplastia?

Está indicada para todos aquellos pacientes que deseen mejorar su aspecto sin que apenas se note, ya sea por edad u otros motivos. Por norma general, suelen someterse a este tipo de cirugía los pacientes con más de 40 años.

Antes de someterse a una blefaroplastia, los pacientes con enfermedades como la tiroides, hipertensión o enfermedades cadiovasculares, entre otros, deben consultarlo con el médico para evitar posibles complicaciones. Si tiene problemas en la piel, está embarazada o amamantando, también.

¿En qué consiste la blefaroplastia con láser?

Se realiza con anestesia local y se pasa un láser sobre el párpado superior para eliminar el exceso de piel. Luego se realiza el mismo procedimiento en el párpado inferior. Se usa una sonda láser para disolver la grasa.

La blefaroplastia con láser no deja cicatriz, ya que solo se hace una pequeña incisión en un área discreta para la inserción de la sonda láser. El procedimiento dura alrededor de media hora y no requiere hospitalización.

Ventajas de la blefaroplastia con láser

  • Se reduce el sangrado
  • Menor inflamación y hematomas
  • Rápida recuperación
  • Reducción del dolor
  • Mejor resultado

Tipos de Anestesia

  • Anestesia Local: esta aplicación permite se puede hacer tanto los párpados superiores como los inferiores; evitar tener posibles molestias y dolores durante la intervención.
  • Anestesia Local con sedación: está pensado para aquellas personas que no quieren presenciar la  intervención.

Cuidados postoperatorios:

La recuperación completa después de la cirugía demora alrededor de cinco o siete días. Si siente algún dolor, puede tomar medicamentos antiinflamatorios y aplicar compresas frías en el área para reducir la inflamación. Es importante evitar la exposición al sol e hidratar el área tratada.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..