Terapia breve estratégica

¿Qué es la Terapia Breve Estratégica?

La Terapia Breve Estratégica (TBE) es un modelo de intervención utilizado en Psicología, que se centra en resolver y dar soluciones a problemas complejos mediante herramientas simples, planificadas e intencionadas.

Este tipo de terapia analiza las soluciones que se han ido adoptando para solucionar el problema del paciente, pero que no han funcionado. De esta manera, se puede buscar una nueva solución, que no haya sido utilizada anteriormente, y probarla.

La Terapia Breve Estratégica, a diferencia de otras terapias, no busca una causa del problema psicológico que tiene el paciente, porque el pasado no puede modificarse. En este tipo de terapia, el pasado solamente se utiliza con el objetivo de saber lo que no ha funcionado, de manera que se puedan plantear nuevas perspectivas.

El terapeuta realiza un acompañamiento profesional hacia ese cambio a través de técnicas elaboradas para que el paciente pueda ver la realidad o construir una realidad diferente, porque la que tiene hasta ese momento no le permite progresar en la vida.

¿Por qué se realiza?

La Terapia Breve Estratégica se realiza, porque ayuda al paciente a ver cómo funciona el miedo, observando ver qué recursos utiliza y cuáles no utiliza para poder ver exactamente el montaje del miedo y poder desmontarlo. Entonces esta terapia se enfoca más a encontrar la solución y, además de coger estas herramientas, ofrece perdurabiliad en el tiempo. Es un tipo de terapia que no solamente desbloquea, sino que las herramientas para abordar el problema van a durar durante mucho tiempo en la persona.

Esta terapia tiene el objetivo de provocar una ruptura en el círculo que se produce a causa de la persistencia del problema en el paciente a pesar de que se hayan planteado distintas soluciones sin éxito.

Esta terapia se aplica en diferentes tipos de trastorno como los siguientes:

¿En qué consiste?

La Terapia Breve Estratégica, como su nombre indica, es un tipo de terapia que se intenta realizar en un espacio de tiempo corto. Normalmente, el terapeuta estratégico intenta hacerlo en un espacio corto de tiempo, porque si se tarda mucho tiempo, entonces aparece un sentimiento de frustración. Cuando las terapias se demoran demasiado, el paciente no acaba de encontrar la solución a lo que le pasa. Además, este tipo de terapia parte de la idea de que, aunque el problema haya durado mucho tiempo en la persona, el tratamiento no debe ser largo, sino breve y muy focalizado.

Esta terapia se centra en el momento presente, ya que el pasado solamente se observa para conocer lo que no ha funcionado y plantear nuevas soluciones. El profesional no ofrece recursos al paciente, sino que le ayuda a descubrir sus propias habilidades y recursos.

En la mayoría de los casos, los cambios se empiezan a notar antes de alcanzar las 10 sesiones de terapia, de manera que el grado de sufrimiento o invalidez a la hora de pensar va disminuyendo progresivamente respecto al primer día durante estas sesiones.

Preparación para la Terapia Breve Estratégica

La Terapia Breve Estratégica requiere una preparación previa por parte del paciente. En este sentido, el paciente debe ser consciente de que sufre un problema y que este problema va incrementando progresivamente los síntomas del malestar que padece.

Cuidados tras la intervención

Después de acudir a las sesiones de Terapia Breve Estratégica, el paciente debe continuar practicando los ejercicios y siguiendo las pautas que recomiende el especialista. En este sentido, debe seguir realizando los ejercicios que se han desarrollado durante las sesiones de este tipo de terapia.

Alternativas a este tratamiento

La Terapia Breve Estratégica constituye un método de terapia alternativa a otros tipos de terapia que existen en la actualidad.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..