Síndrome de Lynch

¿Qué es el Síndrome de Lynch?

El síndrome de Lynch consiste en un trastorno de tipo genético/hereditario que aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cánceres, como el cáncer de colon, el cáncer de recto o el cáncer de endometrio. Históricamente, el síndrome de Lynch es conocido como cáncer colorrectal hereditario no polipósico.

Algunos síndromes hereditarios pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon o cáncer de endometrio, pero el síndrome de Lynch se trata del más habitual. De hecho, se considera que entre dos y tres de cada cien casos de cáncer de colon o cáncer de endometrio están causados por este síndrome.

Pronóstico del síndrome de Lynch

Si se identifica a tiempo, el pronóstico de la enfermedad es favorable, ya que todos los cánceres provocados por el síndrome son tratables y curables.

Síntomas del síndrome de Lynch

Normalmente, los signos que pueden alertar a una persona sobre esta patología son los siguientes:
 

  • Cáncer de colon antes de los 50 años
     
  • Antecedentes familiares de cáncer de colon a edades tempranas
     
  • Antecedente familiar de cáncer de endometrio
     
  • Antecedentes familiares de otros cánceres relacionados, como el de ovario,estómago, riñón, hígado, intestino delgado...

Representación del aparato digestivo masculino

Pruebas médicas para el síndrome de Lynch

Si se sospecha que una persona padece síndrome de Lynch, el especialista puede hacer una serie de preguntas sobre los antecedentes familiares con enfermedades de cáncer colorrectal, endometrio u otros tipos de cáncer.

A su vez, pueden realizarse algunas pruebas complementarias:

  • Examen de tumores: en el caso de que la persona o algún miembro de su familia haya tenido algún diagnóstico de cáncer, existe un examen especial que permite conocer si una persona tiene o no síndrome de Lynch.

Entre estos, se incluyen:

  • Examen de inmunohistoquímica
  • Examen de inestabilidad de microsatélites
  • Análisis genético: busca cambios en los genes que indiquen síndrome de Lynch. Un análisis genético puede mostrar lo siguiente:
    • Variación genética de importancia desconocida: no revela si existe riesgo o no de cáncer.​
    • Resultado de análisis genético negativo: no es probable que se padezca el síndrome.
    • Resultado de análisis genético positivo: se identifica una mutación genética que indica que existe mayor riesgo de manifestar algún tipo de cáncer en algún momento.
       

Si una persona tiene síndrome de Lynch pero todavía no ha sido diagnosticado con ningún tipo de cáncer, existen varios exámenes para tratar de identificarlo:
 

  • Examen para la detección del cáncer de colon. Es la famosa colonoscopia, que se recomienda en pacientes a partir de 50 años. En pacientes con síndrome de Lynch, la prueba se suele hacer una vez cada dos años a partir de los 20 años.
     
  • Examen para detectar cáncer de endometrio: mujeres con síndrome de Lynch deben realizarse una biopsia endometrial una vez cada año o cada dos años.
     
  • Examen para detectar el cáncer de ovario: es común que el especialista recomiende una ecografía y un análisis de sangre anual.
     
  • Examen para identificar cáncer en el sistema urinario: un análisis de orina puede revelar la presencia de sangre o células cancerígenas en la orina.
     
  • Examen para identificar cáncer gastrointestinal: se utiliza una endoscopia para observar el interior del estómago y el intestino delgado.

Causas del síndrome de Lynch

El síndrome de Lynch se trata de un trastorno de tipo autosómico dominante en el que existen una serie de variaciones o mutaciones genéticas que se transmiten de padres a hijos. El riesgo no distingue de sexos, siendo el mismo si el portador del gen es el padre o la madre y si el bebé es una niña o un niños.

Los genes que están afectados por el síndrome de Lynch son los responsables de modificar los cambios en el código genético. Como las células crecen y se dividen haciendo copias del ADN, es normal que se produzcan errores, pero si células normales de las personas tienen formas de detectar y corregir estos errores, en el caso de las personas con síndrome de Lynch asociado, sus células no serán capaces de subsanar estos errores. Una acumulación de errores puede hacer que las células se conviertan en cancerosas.

¿Se puede prevenir el síndrome de Lynch?

El síndrome de Lynch como tal no puede se puede prevenir. Lo que sí es posible prevenir la aparición del cáncer como tal. Al identificarse que una persona padece el síndrome, se le pueden hacer pruebas médicas para identificar posibles tumores antes que en casos ordinarios.

Tratamientos para el síndrome de Lynch

El cáncer de colon y/o de recto por síndrome de Lynch se trata de la misma forma que e resto de cánceres de colon, aunque su peculiaridad es que precisa una extirpación mayor de tejido del colon. Esto se debe a que las personas con síndrome de Lynch tienen un riesgo elevado de volver a padecer cáncer de colon.

En algunos casos, pacientes con síndrome de Lynch pueden considerar la opción de someterse a una cirugía preventiva, para reducir de esta manera el riesgo de padecer cáncer. Entre las opciones, se encuentran las siguientes:
 

  • Colectomía: se trata de la cirugía para extirpar una buena parte o el colon en su totalidad, eliminándose las posibilidades de padecer cáncer de colon.
     
  • Cirugía para extirpar útero y ovarios: se tratan de la histerectomía y la ooforectomía. La cirugía preventiva de eliminación de útero acaba con las posibilidades de que una persona padezca cáncer de endometrio. Con la extirpación de los ovarios, puede verse reducido el riesgo de padecer este cáncer.

¿Qué especialista trata el síndrome de Lynch?

Los especialistas encargados de tratar el síndrome de Lynch son los Cirujanos generales, los Proctólogos, los Oncólogos médicos y los Gastroenterólogos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..