Ptosis

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es la ptosis?

La ptosis es la caída del párpado superior del ojo. Normalmente se da por una disfunción del músculo elevador por causas degenerativas o congénitas. Existen distintos tipos de ptosis:

  • Ptosis aponeurótica: Es la variante más común y se produce porque los tejidos del párpado envejecen y el músculo elevador se afloja, causando la caída del párpado.
  • Ptosis neurogénica: Se caracteriza por la falta de estímulo nervioso en el músculo. Se suele dar en niños y recibe el nombre de Síndrome de Marcus Gunn.
  • Ptosis mecánica: Se da cuando existe un quiste o tumor en el párpado superior, cosa que provoca una caída mecánica.
  • Ptosis miogénica: El músculo elevador no realiza bien su función e impide que el párpado esté en posición óptima.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de esta patología depende de la causa. La ptosis puede mantenerse constante, empeorar con el tiempo o ser intermitente. No obstante, el pronóstico es bueno si se trata con cirugía, ya que se restaura la apariencia y el funcionamiento de la zona. En los más pequeños, los parpados caídos pueden llegar a desarrollar ambliopía u ojo vago.

Síntomas de la ptosis

Existen determinados síntomas relacionados con la ptosis:

  • Caída de uno o ambos párpados superiores, cubriendo parcial o totalmente el ojo
  • Reducción del campo visual e interferencia en la visión, en los casos graves
  • Aumento del lagrimeo
  • Necesidad de inclinar la cabeza hacia atrás o incluso levantar el párpado con el dedo para lograr ver
El pronóstico de esta patología depende de la causa

Pruebas médicas para la ptosis

Cuando la ptosis aparece solamente en uno de los dos ojos es fácil de detectar mediante un examen físico de ambos. No obstante, cuando aparece en los dos es más difícil y es posible que se requieran algunas de estas pruebas:

  • Examen con lámpara de hendidura
  • Prueba de tensión para miastenia grave
  • Examen de visión y del campo visual

Causas de la ptosis

La caída del párpado se debe a una debilidad del músculo elevador del párpado, a un daño en los nervios que controlan dicho músculo o al hecho de que la piel se afloje en los párpados superiores. No obstante, como se ha indicado, la ptosis puede ser causada por:

  • Un proceso normal de envejecimiento Congénito
  • Resultado de una lesión o enfermedad, entre las cuales se encuentra un tumor alrededor del ojo, diabetes, Síndrome de Horner, miastenia grave, accidente cerebrovascular o inflamación del párpado (orzuelo).

¿Se puede prevenir?

La ptosis no puede prevenirse pero sí puede diagnosticarse en las fases iniciales, pudiendo actuar antes de que afecte al campo visual y que se pronuncie el efecto antiestético. La corrección de esta patología puede prevenir enfermedades mayores asociadas a esta disfunción.

Tratamientos para la ptosis

Se suele tratar quirúrgicamente mediante un proceso llamado blefaroplastia. El fin de la cirugía es reparar el tendón que levanta el párpado o conseguir que el músculo recupere el tono habitual. La mayoría de los casos de ptosis se debe a un envejecimiento de la zona del parpado.

En los casos leves se realiza para mejorar la apariencia de los párpados y en los casos graves se realiza ya que puede haber un problema de visión. En niños, este tipo de cirugía es necesaria para corregir la ambliopía o más comúnmente conocido como ojo vago.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata esta patología es el cirujano ocuplástico o el oftalmólogo.

Vídeos relacionados con Ptosis


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.