Ojo Seco


Especialidad de Oftalmología

¿Qué es el ojo seco?

El ojo seco es aquel que tiene dificultad por mantener una buena lubricación del ojo, normalmente a causa de alteraciones en las glándulas de Meibomio (localizadas en los párpados, son las encargadas de lubricar los ojos). Este hecho acaba afectando a la toda la superficie ocular: película lagrimal, párpados, conjuntiva y córnea.

Esta patología la sufren sobre todo mujeres, y se incrementa con la edad.

Pronóstico de la enfermedad

El ojo seco no suele ser una patología grave; normalmente las personas que lo sufren solo presentan molestias, y no pierden visión.

Siguiendo las indicaciones del especialista, la patología desaparece en unos días. 

Síntomas de ojo seco

Los principales síntomas del ojo seco son ojos fatigados, sensibilidad a la luz, visión borrosa, sensación arenosa, ardor, enrojecimiento o ardor. Estos síntomas suelen ser aún más molestos en ambientes con viento, humo, aire acondicionado, polvo o poca humedad. Otro síntoma podrías ser la mala tolerancia a las lentillas.

El ojo seco es aquel que tiene dificultad por mantener una buena lubricación del ojo

 

Pruebas médicas para el ojo seco

El paciente con ojo seco puede ser sometido a medición de la agudeza visual, examen con lámpara de hendidura, medición de la tasa de producción de lágrimas, de la concentración de las mismas y del tiempo de ruptura de la película lagrimal; tinción de diagnóstico de la córnea y la película lagrimal.

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

Suele aparecer por cambios hormonales que provocan que los ojos produzcan menos lágrimas, como la menopausia y la edad. Otras causas son la exposición al sol, algunos medicamentos ansiolíticos, anticonceptivos, el ambiente seco (por ejemplo, con aire acondicionado o viento), el tabaco, el calor o alguna cirugía previa, entre otras. También pueden serlo trastornos alérgicos, enfermedades reumáticas o el uso de aparatos electrónicos.

¿Se puede prevenir?

Para evitar el síndrome del ojo seco es necesario evitar ambientes con poca humedad y algunos fármacos predisponentes. Aun así, los mejor es acudir a un especialista en ojo seco para hacer un buen diagnóstico y, de ser necesario, tratamiento.

Tratamientos para el ojo seco

La primera opción de tratamiento para el ojo seco son las lágrimas artificiales, y las hay con conservantes o sin ellos. Deben ponerse de 2 a 4 veces al día durante un par de semanas. Otras opciones son: medicamentos, aceite de pescado, gafas o lentes de contacto. Por otra parte, hay hábitos que también pueden ayudar:

  • No fumar y evitar el humo
  • Usar humidificador
  • Parpadear más a menudo
  • Limpiarse la zona regularmente

¿Qué especialista lo trata?

El ojo seco debe ser tratado por un especialista en Oftalmología.

Vídeos relacionados con Ojo Seco


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.