Orzuelo

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es el orzuelo?

El orzuelo es un proceso inflamatorio que afecta al párpado del ojo, ya sea interna o externamente. Se presenta como una hinchazón dura, dolorosa y enrojecida que se origina en las glándulas sebáceas de las pestañas.

Síntomas del orzuelo

Los síntomas que identifican al orzuelo incluyen el desarrollo del nódulo doloroso, acompañado de enrojecimiento, lagrimeo y a veces incluso picazón en todo el párpado. La enfermedad que se produce en el exterior del párpado viene provocada por un ataque bacteriano en el folículo y tiende a acumular pus. Lo que ocurre dentro del ojo es el resultado del ataque de un estafilococo a las glándulas de Meibomio, que están localizadas cerca del párpado superior. Si no actuamos para curarlos, pueden evolucionar a chalazión, un quiste.

El orzuelo se presenta como una hinchazón dura, dolorosa y enrojecida

Diagnóstico del orzuelo

Los síntomas del orzuelo son muy evidentes; para diagnosticarlo, el médico hace un simple diagnóstico visual para confirmar la infección y evaluar su estado.

¿Cuáles son las causas del orzuelo?

El orzuelo es la consecuencia del ataque de una bacteria, sobre todo estafilococo, que al penetrar en los folículos de las pestañas provoca una infección que afecta a las glándulas sebáceas. La vía de transmisión de la bacteria es la del contacto directo a través del simple gesto de tocarse los párpados.

¿Se puede prevenir?

La limpieza facial adecuada y evitar el contacto con los ojos es la regla de oro para evitar contraer el virus que provoca la enfermedad. Además, es esencial lavarse bien las manos y evitar el uso de toallas ya usadas. Como precaución, finalmente, hay que quitarse siempre el maquillaje de los ojos antes de acostarse, no deben compartirse los cosméticos y deberán tirarse los que hayan caducado.

Tratamientos para el orzuelo

La enfermedad generalmente se resuelve por sí sola en un plazo de 7 a 10 días. Desde el momento en que se abre y empieza a liberar el pus, la curación será más rápida. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el orzuelo nunca debe tocarse ni presionarse, ya que esto podría inflamar aún más la zona. Para ayudar a que el nódulo se abra naturalmente y aliviar el malestar, se pueden aplicar compresas tibias en el párpado. Otra solución, cuando la infección se ha prolongado durante mucho tiempo, consiste en el uso de ungüentos a base de un antibiótico macrólido para bloquear la propagación del estafilococo.

En los casos más graves, el especialista puede decidir intervenir extirpando la pestaña de cuyo folículo surgió la infección para ayudar a liberar el pus.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.