Miastenia gravis

Especialidad de Neurología

 

¿Qué es la miastenia gravis?

La miastenia gravis es una enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica que se caracteriza por grados variables de debilidad de los músculos esqueléticos del cuerpo. Los síntomas dependen del grupo de músculos afectados, los más frecuentes son los movimientos oculares, la expresión facial, el habla, la masticación y la deglución. También se pueden ver afectados los músculos que controlan la respiración,  los movimientos de las extremidades y del cuello. La repetición de la actividad muscular debilita el músculo. El reposo permite su recuperación. La miastenia gravis está causada por un defecto en la transmisión de los impulsos nerviosos a los músculos.

Pronóstico de la enfermedad

La miastenia gravis desarrolló a mediados del siglo pasado la clasificación de Osserman para agrupar en grados diferentes los tipos de afectación muscular de esta enfermedad. El objetivo es realizar una mejor clasificación, pronóstico y tratamiento. En el día de hoy la Fundación Americana de Miastenia ha realizado una nueva clasificación de cada grado en leve, moderado y severo.

 Los sintomas más frecuentes se pueden apreciar sobre todo en la expresión facial
 

Síntomas de la miastenia gravis

La miastenia gravis causa debilidad muscular y además empeora a medida que los músculos son utilizados. Normalmente los síntomas mejorarán a través del descanso, la debilidad muscular puede variar, no obstante los síntomas de la miastenia grave avanzan progresivamente con el tiempo y por norma general alcanzan su punto máximo en pocos años después de que aparezca la enfermedad. Es decir, la miastenia gravis puede dañar cualquier músculo controlado por el paciente, pese a todo esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a unos grupos musculares respecto a otros.

Pruebas médicas para la miastenia gravis

Para que el especialista pueda realizar un correcto diagnóstico de la enfermedad, este realizará diferentes pruebas médicas. Además de analizar los síntomas y revisar la historia clínica de los pacientes. Entre las diferentes pruebas se encuentran.

¿Cuáles son las causas de la miastenia gravis?

Existen diferentes factores que pueden derivar en la miastenia gravis.

  • En primer lugar los anticuerpos: en cualquier cuerpo humano los nervios se comunican con los músculos a través de la emisión de sustancias químicas denominadas neurotransmisores que se juntan con sus correspondientes receptores de las células musculares en la unión neuromuscular. Durante esta enfermedad el sistema inmunitario crea anticuerpos que destruyen o colapsan muchos receptores musculares de un neurotransmisor llamado acetilcolina. En consecuencia al tener menos receptores, los músculos reciben menos conexiones nerviosas y se produce la debilidad.
  • El timo puede ser otra de las causas: los científicos piensan que el timo, la glándula que integra el sistema inmunitario ubicada en la parte superior del tórax, bajo el esternón, puede aumentar o mantener la producción de los anticuerpos que bloquean la acetilcolina.
  • Otras causas: por ejemplo existen casos de miastenia gravis que no tiene nada que ver con anticuerpos que bloquean la acetilcolina o el receptor de un músculo-específico. Es decir este tipo de miastenia derivará en una miastenia gravis seronegativa. Los anticuerpos contra otro tipo de proteína relacionada con un receptor de lipoproteínas, pueden afectar en la aparición de esta enfermedad. También se han encontrado factores genéticos como otra de las causas de la miastenia gravis.
  • Por otro lado existen factores de riesgo que pueden aumentar el daño de la miastenia gravis: entre estos factores se encuentra la fatiga, la complicación con alguna enfermedad, el estrés y otros medicamentos, como betabloqueantes, el gluconato de quindina, el sulfato de quindina, la quinina, la fenitoína y algunos anestésicos y antibióticos.

¿Se puede prevenir?

Actualmente no se conoce ninguna medida que pueda prevenir la miastenia gravis, porqué se desconocen las causas concretas de este tipo de enfermedad autoinmune. Aunque teniendo en cuenta que el estrés psicológico puede agravar el desarrollo de esta enfermedad, el paciente deberá evitar en la medida de lo posible siempre que la debilidad muscular patológica aparezca con mayor frecuencia por causas genéticas.

Tratamientos para la miastenia gravis

Los especialistas pueden utilizar diferentes tratamientos, en solitario o combinados con otras técnicas, con el objetivo de aliviar los síntomas de la miastenia gravis.

  • Medicamentos
    • Inhibidores de la colinesterasa
    • Corticoesteroides Inmunosupresores
  • Terapia intravenosa
    • Plasmaféresis
    • Inmunoglobulina intravenosa
    • Anticuerpo monocional
  • Cirugía
    • Timectomía asistida por vídeo
    • Timectomía robótica

¿Qué especialista lo trata?

El neurólogo es el especialista que se encarga de tratar la miastenia gravis. Desde Top Doctors podrá pedir una cita con un profesional especializado en este tipo de enfermedad, además podrá encontrar al especialista más cercano en su zona geográfica y que mejor se adapte a sus necesidades.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.