Prurito anal

Especialidad de Cirugía general

¿Qué es el prurito anal?

El prurito anal es una condición de la piel que se caracteriza por presentar picor e irritación en la piel alrededor del ano. El picor puede empeorar por la noche o después de la defecación. Es recomendable no rascarse, ya que se produce una mayor irritación y empeoramiento del picor. Además, el hecho de rascarse con las uñas puede resultar en daño en la piel e incluso en infección de la zona.

Se calcula que el prurito anal suele afectar al 1-15% de la población, siendo hasta 4 veces más probable en hombres que en mujeres.

Existen dos tipos principales de prurito anal:

  • Prurito anal primario (idiopático). No tiene ninguna causa subyacente, y es el tipo más común (cerca del 50-90% de casos)
  • Prurito anal secundario. Puede deberse a muchas causas subyacentes: infecciones, dermatitis por contacto o problemas dermatológicos, enfermedades sistémicas, etc.

¿Qué síntomas presenta?

Existen determinados síntomas típicos del prurito anal:

  • Picor o prurito anal de forma constante
  • Irritación en la zona anal
  • Sensación de quemazón en el ano
  • Sensación de obsesión, en casos graves y persistentes
  • Trastornos del sueño, en pacientes con casos avanzados

Causas del prurito anal o por qué se produce

Algunas causas de prurito anal pueden ser:

  • Uso excesivo de jabones y otros productos de higiene íntima
  • Frotar la zona con toallitas húmedas o papel higiénico áspero
  • Exceso de sudor o humedad
  • Ropa interior demasiado ceñida o estrecha
  • Algunos alimentos o bebidas: bebidas gaseosas, bebidas con cafeína (café, té o cola), y alimentos picantes o ácidos (tomate y frutas cítricas)
  • Diarrea o estreñimiento

Otras causas subyacentes también comprenden:

  • Infeccionesà Algunas bacterias, hongos o parásitos pueden causar dicho picor o irritación. Algunos de ellos son el estafilococo aéreo o estreptococo piogenes, la cándida albicans (un tipo de levadura), las lombrices y Sarcoptes scabiei (ácaros de la sarna). Cabe destacar que las lombrices son más típicas en niños que en adultos.
  • Condiciones dermatológicasà La psoriasis, la dermatitis por contacto (alérgenos u otros irritantes) o la dermatitis atópica pueden causar sarpullido también en la zona anal.
  • Enfermedad de Crohn
  • Estrés o ansiedad
  • Enfermedades sistémicas: Diabetes Mellitus, Leucemia, Linfoma, enfermedad de Tiroides y enfermedades del hígado (ictericia obstructiva)
  • Enfermedades colorrectales y anales: prolapso rectal, hemorroides internas y externas, fisuras anales (úlceras) o fístulas.
  • Medicamentos sistémicos o tópicos, tales como quinina, colchicina y aceites minerales
  • Incontinencia fecal o urinaria, por el hecho de que la zona está mucho más humedecida

¿Se puede prevenir?

Algunos consejos que previenen que aparezca el prurito anal y que, en caso de sufrirlo, empeore, son:

  • Resistir la necesidad de rascarse y usar guantes de algodón durante la noche para evitar poder hacer heridas con las uñas.
  • Mantener la zona perianal limpia y seca. En personas con prurito anal se recomienda lavarse con agua clara (sin jabón), tras la defecación, y secarse con un secador, ya que las toallas o el papel puede irritar la zona. En caso de usarlo se debe hacer en pequeños toquecitos.
  • No usar jabón al limpiar la zona anal y, mucho menos, frotar con papel o toallitas.
  • Evitar usar cremas perfumadas, lociones, burbujas o sales de baño.
  • Ingerir alimentos con alto contenido de fibra, para evitar la diarrea y el estreñimiento.
  • Evitar alimentos picantes o ácidos, y bebidas con cafeína.
  • Evitar ponerse ropa interior ajustada.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del prurito anal suele centrarse en mantener una rutina adecuada para una higiene correcta. Si existe una causa secundaria se tratará y el tratamiento variará.

En general, los tratamientos básicos del prurito anal comprenden:

  • Medicación tópicaà Son esteroides tópicos en forma de crema que contienen un 1% de hidrocortisona y ayudarán a aliviar el picor y la irritación. La capsaicina tópica será una alternativa para pacientes con prurito anal crónico.
  • Medicación oralà Antibióticos o antifúngicos, que serán recetados solo si hay infección.
  • Inyección de azul de metileno (tatuaje anal)à Se emplea en casos avanzados que no responden a medicación tópica. El azul de metileno es un tinte que se inyecta en la zona perianal, considerando que alivia el picor matando las terminaciones nerviosas.
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.