Onco-hematología

¿Qué es la Onco-hematología?

La Onco-hematología es la subespecialidad de la Hematología que se encarga de los procesos oncológicos que se originan en los órganos que forman la sangre y ganglios linfáticos.

La Onco-hematología ha avanzado mucho en los últimos años, con porcentajes de curación muy altos gracias al avance en el manejo de los cánceres sanguíneos. Así, la leucemia aguda más frecuente en la infancia se puede curar en el 90% de casos, y algunas leucemias agudas en adultos tienen tasas de éxito del 80%. Por otra parte, la leucemia mieloide crónica puede tratarse con medicación oral bien tolerada, que ha sido diseñada por ordenador y que permite inhibir en la célula leucémica aquella anomalía que no la deja funcionar bien.

En otros campos todavía queda mucho por investigar y conseguir, como es el caso del linfoma, donde se curan más o menos la mitad de los pacientes, siempre dependiendo del caso de forma individualizada.

 

¿Qué enfermedades trata la Onco-hematología?

Los hematólogos especializados en cánceres de la sangre tratan enfermedades como la leucemia (aguda y crónica), mieloma, linfoma, síndromes mielodisplásicos y síndromes mieloproliferativos, entre otras patologías.

Y es que los procesos oncohematológicos pueden afectar a personas de todas las edades, desde niños hasta adultos.

Los hematólogos emplean tratamientos y terapias muy distintas, según el caso. Normalmente las terapias más empleadas son:

  • Quimioterapia. Es una medicación que se administra por vía oral o intravenosa (a veces también con inyecciones subcutáneas). Se conoce como “tratar con productos químicos-medicamentos”. A veces se administra de forma agrupada, haciéndolo cada x tiempo, lo que se denomina ciclos de quimioterapia.
  • Radioterapia. Es una terapia que emplea radiaciones focalizadas en las células malignas.
  • Trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH). En esta terapia no hay cirugía sino que, tras recibir un tratamiento especial (de acondicionamiento), al paciente se le administran por vía intravenosa las células que originan la producción de la sangre, es decir, los progenitores hematopoyéticos. Es un procedimiento complejo que se tiene que hacer en el hospital y solo se aplica en algunos casos concretos, el especialista lo especificará.
  • Soporte con hemoderivados. En algunos casos también se requiere soporte con hemoderivados, en que se hacen transfusiones de distintos componentes de la sangre si no se producen de forma adecuada (plaquetas, glóbulos rojos…).

¿Qué subespecialidades hay dentro de la Onco-hematología?

La Onco-hematología ya es de por sí la subespecialidad. Dentro de la Onco-hematología, hay doctores más especializados en un tipo de cáncer sanguíneo u otro, que investigan específicamente en esa área.

¿Cuándo hay que ir al onco-hematólogo o hematólogo?

Hay que acudir al hematólogo especializado en enfermedades oncológicas de la sangre cuando se haya diagnosticado un cáncer en los órganos que forman la sangre y ganglios linfáticos. Normalmente el médico de cabecera, tras analizar las analíticas y demás datos diagnósticos, derivará al especialista.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..