Histerectomía

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es la histerectomía?

Una histerectomía es una cirugía que consiste en extirpar el útero (matriz), lo que significa que una ya no se puede quedar embarazada después de la cirugía. Existen diferentes tipos de histerectomía y el tipo que se le recomendaría a la paciente dependería de la razón de hacerla.

El procedimiento es una operación de gran envergadura que utiliza anestesia general con largos períodos de recuperación y que está recomendada después de haber probado otros procedimientos menos invasivos.

¿Por qué se haría una histerectomía?

Existen diferentes razones por las cuales una mujer tendría que hacerse una histerectomía, que son: 

  • Endometriosis: una afección donde el tejido de revestimiento uterino se desarrolla fuera del útero, causando dolor, períodos abundantes e infertilidad.
  • Cáncer de cuello uterino, útero u ovarios
  • Tumores no cancerosos (fibromas)
  • Dolor pélvico crónico
  • Períodos abundantes
  • Prolapso uterino: cuando el útero se mueve desde su posición correcta hacia el canal vaginal.

En el caso de enfermedades no cancerosas, solamente se ofrecería hacer una histerectomía si se hubieran probado primero todas las demás opciones de tratamiento.

Existen diferentes razones por las cuales una mujer tendría que hacerse una histerectomía

¿En qué consiste una histerectomía?

Existen diferentes tipos de histerectomía y aquella a la que la paciente se someta dependerá de la razón por la cual se necesita la cirugía.

Los tipos de histerectomía son:

  • Histerectomía subtotal: se extirpa la parte superior del útero, pero se deja el cuello uterino en su lugar.
  • Histerectomía total: es el procedimiento de histerectomía más común, se extirpan el útero y el cuello uterino.
  • Histerectomía radical: se extirpa el útero, el tejido circundante, las trompas de Falopio, los ovarios, los ganglios linfáticos, el tejido graso y una sección de la vagina. Este tipo se suele realizar únicamente cuando hay cáncer.

Si te practican una histerectomía total o radical, inmediatamente después de la cirugía se puede experimentar lo que se llama menopausia quirúrgica, sin importar la edad. Esto se debe a que se han extirpado los ovarios y las hormonas que se liberaron ya no están.

Los síntomas de la menopausia pueden ser:

  • Fatiga
  • Sofocos de calor
  • Problemas de sueño
  • Resequedad vaginal

Existen tres maneras de realizar una histerectomía:

  1. Cirugía abierta: la parte inferior del abdomen se abre y se extirpa el útero a través de esta incisión.
  2. Histerectomía vaginal: se extirpa el útero a través de un corte hecho en la vagina. Esta incisión se cierra y rara vez deja cicatrices.
  3. Histerectomía laparoscópica (ojo de cerradura): se extirpa el útero a través de varias incisiones pequeñas en el abdomen.

En comparación con la cirugía abierta, una histerectomía vaginal y laparoscópica requieren hospitalizaciones más cortas y el resultado es menos doloroso y con menos cicatrices. También existe menor probabilidad de infección. Sin embargo, no todas las mujeres son candidatas adecuadas para estos procedimientos menos invasivos, y a veces la cirugía abierta es la mejor opción. Esto puede deberse a la presencia de tejido cicatrizal de cirugías anteriores u obesidad.

Cómo prepararse para ello

Antes de someterse a una histerectomía, es importante asegurarse de que estés bien hidratada, hayas comido ligeramente el día anterior y, por lo general, hayas dejado de tomar alimentos y bebidas después de medianoche del día anterior a la cirugía. La mayoría de las histerectomías conllevarán quedarse en el hospital, pero además se recomienda que alguien te lleve de vuelta a casa puesto que no podrás conducir hasta dos semanas después de la operación.

Como una histerectomía es un procedimiento grande, es importante que te sientas cómoda y que hayas hecho tantas preguntas como sea posible para tratar las inquietudes que puedas tener. El médico habrá establecido las expectativas y dado también una explicación detallada del procedimiento.

Cuidados postoperatorios

Una vez que la paciente se ha despertado de los efectos de la anestesia es normal sentirse cansada y experimentar algo de dolor. Se administrarán analgésicos para reducir cualquier molestia.

La herida tendrá un vendaje sobre ella, y si has tenido una cirugía abierta, se insertará un tubo de drenaje debajo de la herida para drenar la sangre de la herida durante uno o dos días.

Unos días después de la cirugía, te animarán para empezar a caminar, ya que esto ayuda a que la sangre fluya de manera normal alrededor del cuerpo.

Las estadías en el hospital y los tiempos de recuperación para los diferentes tipos de histerectomía son los siguientes:

  • Cirugía abierta: hasta 5 días en el hospital con un período de recuperación de 6 a 8 semanas.
  • Histerectomía vaginal: 1 a 4 días en el hospital con un período de recuperación de 2 semanas.
  • Histerectomía laparoscópica: 1 a 4 días en el hospital con un período de recuperación de 2 semanas.

Se aconseja a las pacientes que no conduzcan hasta que se sientan cómodas con el cinturón de seguridad y puedan realizar una parada de emergencia de forma segura. También se debe evitar levantar objetos pesados y tener relaciones sexuales hasta que las cicatrices se curen.

Además, es importante que se recuerde a las pacientes que la anticoncepción ya no es necesaria; sin embargo, los métodos de barrera, como los preservativos, aún deben utilizarse para protegerse contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Vídeos relacionados con Histerectomía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.