Demencia frontotemporal

Índice:

  1. ¿Qué es la demencia frontotemporal?
  2. Pronóstico de la demencia frontotemporal
  3. ¿Cuáles son los síntomas?
  4. Pruebas médicas para el diagnóstico de la demencia frontotemporal
  5. Causas de la demencia frontotemporal
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. Tratamiento de la demencia frontotemporal
     

¿Qué es la demencia frontotemporal?

La demencia frontotemporal (DFT) consiste en un conjunto de trastornos cerebrales que impactan sobre el lóbulo frontal y temporal del cerebro. Esta región del cerebro está relacionada con la personalidad, con el lenguaje y con la conducta.

Es considerada una enfermedad rara y es similar al Alzheimer, aunque se diferencia de esta porque suele aparecer a una edad más temprana. Es decir, la demencia frontotemporal suele comenzar a manifestarse entre los 40 y 65 años de edad.

 

Pronóstico de la demencia frontotemporal

Este trastorno y sus síntomas asociados empeoran progresivamente y son permanentes. La DFT suele causar la muerte del paciente entre los 8 y 10 años desde el comienzo de la manifestación de la enfermedad. Los motivos suelen ser una infección o la falla de los sistemas del cuerpo.

 

Síntomas de la demencia frontotemporal

Los síntomas varían según el paciente, pero suelen estar asociados con la conducta, con el habla y con la personalidad. Generalmente, los signos de la demencia frontotemporal suelen empeorar con los años de manera progresiva.

  • Cambios en la conducta

Existen alteraciones más o menos extremas en la conducta y en la personalidad de los pacientes. Es decir, son personas que se caracterizan por una conducta social inapropiada, falta de empatía, de juicio y de inhibición y apatía.

Además, en algunos casos existe una conducta compulsiva repetitiva y disminución de higiene personal.
 

  • Problemas del habla y del lenguaje

En algunos tipos de demencia frontotemporal se produce deterioro o pérdida del habla. Es decir, la demencia semántica, la afasia progresiva primaria y la afasia agramática progresiva se consideran consecuencias de la demencia frontotemporal.

Otros síntomas relacionados con el lenguaje son la dificultad creciente para comprender el lenguaje escrito, dificultad para nombrar los objetos o reconocer el significado de las palabras y tener errores al construir una frase.
 

  • Trastornos del movimiento

En algunos tipos de demencia frontotemporal se presentan alteraciones en el movimiento, parecidos a los de la enfermedad del Parkinson o la esclerosis lateral amiotrófica.

En esta patología en particular suelen aparecer temblores, mala coordinación, debilidad muscular, espasmos y caídas al caminar.

 

Pruebas médicas para diagnosticar demencia frontotemporal

Si existe sospecha de la presencia de esta patología, el especialista deberá evaluar, en primer lugar, la historia clínica del paciente y los síntomas que manifiesta.

A partir de allí, existen algunas pruebas para detectar esta patología:

  • Evaluación neuropsicológica y examen neurológico
  • Resonancia magnética del cerebro
  • Electroencefalografía
  • Punción raquídea
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Biopsia cerebral

En algunos casos, existen errores al diagnosticar la demencia frontotemporal, ya que puede confundirse, por sus síntomas, con un problema psiquiátrico o con la enfermedad del Alzheimer.
 

Causas de la demencia frontotemporal

Las causas de esta patología no son del todo conocidas. En general, ocurre que los lóbulos frontal y temporal del cerebro se encogen y se generan sustancias anormales dentro de las células nerviosas o neuronas llamadas nudos neurofibrilares, células de Pick y proteína tau. Cuando estas sustancias anormales se acumulan, se producen daños en las neuronas.

Existen algunas mutaciones genéticas que se han vinculado con el paso de los años a la demencia frontotemporal, aunque no todos los casos de esta enfermedad responden a antecedentes familiares.
 

¿Se puede prevenir la demencia frontotemporal?

No se puede prevenir la demencia frontotemporal, ya que el único factor de riesgo conocido son los antecedentes familiares, aunque no afectan en todos los casos de demencia frontotemporal.

 

 

Tratamiento de la demencia frontotemporal

En la actualidad no existe un tratamiento específico o cura para la demencia frontotemporal.

En primer lugar, se pueden administrar ciertos medicamentos como los analgésicos, anticolinérgicos, depresores del sistema nervioso central, lidocaína y cimetidina.

Además, se pueden requerir algunos fármacos para mantener el control de conductas agresivas o peligrosas. En primer lugar, se puede indicar la administración de antidepresivos para controlar el comportamiento y, en segundo lugar, antipsicóticos.

Por último, teniendo en cuenta que los síntomas están relacionados con la conducta y con el lenguaje, en algunos casos la terapia psicológica puede resultar de gran utilidad.