Degeneración macular - DMAE

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es la degeneración macular?

La mácula es la parte del ojo encargada de proporcionarnos una visión clara. A medida que crecemos su función va perdiendo facultades, produciendo degeneración macular, también conocida como DMAE.

Se trata de una dolencia bastante común a partir de los 60 años y que puede presentarse en diversos niveles, resultando imperceptible en algunos casos. Por el contrario, también puede desarrollarse de manera mucho más virulenta causando la pérdida total y progresiva de la vista.

  • Degeneración macular húmeda:
    • Crecen nuevos vasos sanguíneos debajo de la retina produciéndose hemorragias y salida de fluido.
    • Los nuevos vasos forman membrana neovascular.
    • La evolución de esta DMAE es rápida y puede dañar la visión central de forma muy importante.
    • La degeneración macular húmeda puede ser oculta o clásica.
       
  • Degeneración macular seca:
    • Este tipo de DMAE evoluciona de forma lenta a lo largo del tiempo (años).
    • Se produce cuando unas manchas llamadas drusas comienzan a acumularse en y alrededor de la mácula.
    • Es un tipo de DMAE mucho más común. Más del 85 por ciento de todas las personas con degeneración macular intermedia o avanzada tienen la forma seca.
     

Pronóstico de la enfermedad

Un diagnóstico precoz es clave para poder iniciar el tratamiento lo más precoz posible. Si no se trata con rapidez el pronóstico es malo.
 

Síntomas de la degeneración macular

La degeneración macular no produce dolor, pero puede presentar una serie de síntomas visuales que el paciente debe reconocer:

  • Las líneas rectas que pueden parecer onduladas o entrecortadas
  • Alteración de la estimación de las distancias y las alturas
  • Sensibilidad a la luz aumentada
  • Necesidad de una mayor cantidad de luz para leer
  • Visión borrosa en la parte central de la visión

Cuando la enfermedad se encuentra en una fase más avanzada puede verse una mancha negra en la zona central de la visión, pudiéndose hacer más oscura y de mayor tamaño cuanto mayor tiempo de evolución tenga.
 

Pruebas médicas para la degeneración macular

Para realizar un diagnóstico completo se suele realizar:

  • Examen de la agudeza visual
  • Exploración oftalmológica, prestando especial atención al estado de la mácula
  • Angiografía fluoresceínica
  • Tomografía de coherencia óptica: Es un escáner de la mácula, que tiene como fin evidenciar la presencia o no de una membrana neovascular
     
Las personas mayores de 60 años corren mayor riesgo de padecer degeneración macular.
 


¿Cuáles son las causas de la degeneración macular?

La degeneración macular se relaciona con el envejecimiento, aunque la degeneración macular relacionada con la edad puede presentarse en personas de mediana edad, los estudios indican que las personas mayores de 60 años corren mayor riesgo.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Fumar
  • Obesidad
  • Raza: Las personas blancas tienen mucha más probabilidad que los afroamericanos de perder la visión por causa de la degeneración macular.
  • Historial familiar: Las personas con miembros de la familia de parentesco directo que tienen degeneración macular relacionada con la edad corren mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Sexo: Las mujeres son más prevalentes a la DMAE que los hombres
     

¿Se puede prevenir?

Es importante controlar periódicamente y de cerca a pacientes que ya han sufrido una DMAE exudativa en un ojo, ya que pueden tener un 50% de posibilidades de tener una membrana neovascular en el otro ojo, en función de las lesiones predisponentes que existan en el ojo contralateral.
 

Tratamientos para la degeneración macular

Aunque todavía no existe un tratamiento definitivo para reparar los efectos de la degeneración macular asociada a la edad, es importante realizar un diagnóstico temprano para ralentizar su progresión. Asimismo, se ha comprobado que el consumo de vitaminas antioxidantes y zinc puede contribuir a la reducción de la degeneración macular avanzada (degeneración macular seca) y de la pérdida de visión asociada.

Los tratamientos disponibles para la degeneración macular húmeda son:

  • Cirugía láser: La cirugía de fotocoagulación térmica con láser es la única opción de tratamiento quirúrgico de eficacia comprobada disponible para las personas con degeneración macular húmeda.
  • Terapia fotodinámica ocular (TDP)
  • Inyecciones en el ojo con nuevos medicamentos, como la terapia antagonista del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF).
     

¿Qué especialista lo trata?

El oftalmólogo se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan a los ojos y a la capacidad visual del paciente, como es el caso de la degeneración macular.

Los ojos son el órgano esencial de la visión y es susceptible de muchas anomalías a lo largo de la vida. La oftalmología se encarga de preservar la capacidad visual del paciente, mediante técnicas de tratamiento médico, cirugía o con la ayuda de elementos externos como las gafas o lentes de contacto.

Vídeos relacionados con Degeneración macular - DMAE


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.