Counselling

El Counselling es un tipo de terapia que le permite al paciente hablar sobre sus problemas emocionales, y dificultades, con un profesional calificado. La asesoría psicológica puede ser útil para tratar muchos problemas diferentes, incluidas las enfermedades de salud mental, afecciones médicas, emociones frustrantes y difíciles, así como eventos de la vida (por ejemplo, divorcio, luto).

¿Por qué ir?

Hay muchas razones por las cuales una persona puede acudir a un especialista. Los pensamientos, las emociones y los sentimientos pueden ser difíciles de manejar por su cuenta.
 

Resulta más fácil elaborar ideas y pensamientos, contrastarlos y hablarlos, junto con alguien que pueda brindar apoyo y escuchar sin juzgar. La asesoría también es útil para poder tratar  problemas de comportamiento, tales como la ira, que pueden ser difíciles de controlar y manejar.

¿En qué consiste?

El Counselling se puede realizar de diferentes maneras: en una sola sesión o en una serie de sesiones (que pueden tener lugar durante unas pocas semanas, meses o durante un cierto período de tiempo), o por períodos mucho más largos, durando varios años. El número de sesiones necesarias dependerá de la persona y del problema al que se enfrente.

Siempre debe estar ejercido por una persona calificada. Es importante entender que el asesoramiento no tiene como objetivo decir al paciente cómo solucionarlo o recomendar medicamentos milagrosos. 

Debe llevarse a cabo en persona o de otras formas, como la terapia grupal y consiste en realizar un trabajo personal por parte del paciente muy importante. En algunos casos, es posible ofrecer asesoramiento telefónico o en línea, por ejemplo, por chat o correo electrónico.

¿En qué es beneficioso el counselling?

El counselling puede ayudar de varias maneras, dependiendo de la persona y de lo que esté experimentando. Aunque no consista en una descripción de las acciones que se deben tomar en el futuro, la terapia puede ayudar a una persona a aceptar cómo ve sus problemas, su vida e incluso las relaciones  que mantiene con los demás y modelar la forma de pensar que le pueda estar provocando infelicidad o estrés, entre otros.

Puede ayudar a las personas a comprender cómo piensan; cómo ven y tratan sus problemas, gestionar las relaciones sociales, fomentar la empatía y aprender a quererse.

En general, el asesoramiento puede ayudar a las personas a aceptar la situación que están experimentando y a sentirse más positivos acerca de sus problemas, desarrollando su inteligencia emocional.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..