Aspergilosis

 

¿Qué es la Aspergilosis?

La Aspergilosis es una enfermedad causada por un hongo (o moho) que se encuentra en el ambiente (suelo, aire, plantas, materia orgánica en descomposición, polvo, alimentos...). Afecta a personas que sufren problemas del sistema inmunológico (trasplantados, personas que reciben tratamiento con esteroides o quimioterapia, etc.).

Los tipos de Aspergilosis más implicados son la Aspergilosis Fumigatus y la Aspergilosis Flavus. La más grave es la Aspergilosis Pulmonar ya que invade y daña todos los tejidos del cuerpo, muy especialmente los pulmones. Afecta especialmente a personas que padecen asma o fibrosis quística y cursa con pitidos y tos. El diagnóstico se obtiene realizando una radiografía de tórax, un TAC de los pulmones o un examen de los tejidos, para comprobar la existencia del hongo en cuestión.

¿Qué síntomas presenta?

La Aspergilosis se manifiesta en forma de alergia, colonización o invasión.

Causas de la Aspergilosis

La enfermedad de la Aspergilosis se produce cuando inhalamos las esporas de estos elementos del ambiente a través del aire y se asientan en la nariz, en los pulmones y en el oído externo (a veces también en la piel).

¿Se puede prevenir?

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la Aspergilosis se basa en la prescripción de medicamentos antimicóticos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..