Las repercusiones de la obesidad en la salud

Escrito por: Dr. Daniel Cabo Navarro
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La obesidad es una enfermedad que está incrementando de forma progresiva a nivel mundial. De hecho, en los últimos 20 años se ha duplicado su prevalencia y, actualmente, en España esta prevalencia se encuentra entre el 20 y el 25%. Si además, añadimos los casos de pacientes con sobrepeso, la prevalencia se duplica en su práctica totalidad.

 

La supervivencia de una persona con obesidad disminuye hasta en 5 años

 

Lo más alarmante es que esta tendencia tiene peores cifras en edades infantiles, porque la prevalencia de obesidad infantil en España ya se encuentra en el 15%. Al menos uno de cada 3 niños tiene exceso de peso, siendo la franja entre los 6-9 años la más afectada, según los últimos estudios epidemiológicos.

 

La obesidad, la epidemia del siglo XXI

Padecer obesidad constituye una serie de problemas para la salud, porque puede implicar ciertos daños que afectan al organismo, disminuyendo la esperanza y la calidad de vida.

 

Por un lado, la supervivencia de una persona con obesidad disminuye hasta en 5 años. En el caso de que la obesidad sea grave (mórbida o grado III), la supervivencia disminuye en 10 años siendo el efecto acumulativo, es decir, cuantos más años tenga con exceso de peso, más riesgo existe.

 

Y, por otro lado, el coste sanitario de la obesidad ya alcanza el 7% en nuestro país, de manera que si la tendencia actual de prevalencia continúa igual en los próximos años, seguirá aumentando. Si además añadimos la mayor progresión en la edad de la población, el sistema administrativo público se hará insostenible si no se produce un cambio en la tendencia.

 

En cualquier caso, la obesidad conlleva repercusiones negativas al cuerpo y a la calidad de vida.

 

Las repercusiones de un exceso de peso

Existen una serie de repercusiones en los pacientes que tienen un exceso de peso:

  • El exceso de peso aumenta el riesgo cardiovascular a causa de un mayor riesgo de hipertensión, colesterol, diabetes, hiperuricemia, estado inflamatorio del organismo y cardiopatías específicas de la propia obesidad que favorecen que el corazón, cerebro, riñón y vascularización sufran más.
  • El exceso de peso se ha asociado a múltiples tipos de cáncer como los influidos por hormonas sexuales (endometrio, mama, ovario, próstata) o del sistema digestivo (colon, recto, gástrico, esofágico, vía biliar, hepático, pancreático).
  • El exceso de peso se asocia a un mayor riesgo de artropatías como artrosis, hernias discales y fracturas vertebrales. La obesidad es una de las principales causas de colocación de prótesis de cadera y rodilla.
  • La obesidad produce un mayor riesgo de disfunción orgánica, como hígado graso y cirrosis hepática, litiasis biliar, reflujo gastroesofágico y esofagitis, irregularidades menstruales y baja testosterona, baja fertilidad, hirsutismo y acné, glomeruloesclerosis renal, litiasis renal, incontinencia urinaria, apneas del sueño, infecciones, túnel carpiano, insuficiencia venosa y varices.
  • El exceso de peso se asocia a un mayor riesgo de alteraciones psicológicas, como la baja autoestima, depresión y ansiedad.
  • Existe un mayor riesgo de alteraciones familiares y sociales, como dificultad para conseguir trabajo o pareja, mayor gasto económico en asistencia sanitaria, absentismo laboral y dificultad para mantener el puesto de trabajo, discriminación social, disminución ingresos económicos y aumento de los gastos, disminución del status social.

 

En este sentido, es imprescindible corregir las tendencias de prevalencia de obesidad en el momento actual y no en los próximos años, sobre todo las infantiles, que serán los adultos del futuro.

 

Cómo prevenir la obesidad

La prevención es eficaz desde el primer minuto de vida del individuo en el embarazo de su madre. En este sentido, realizar o no una dieta saludable y una actividad física regular pueden afectar a la programación genética fetal durante el embarazo, para disminuir o aumentar el riesgo de que ese niño pueda ser obeso.

 

Está demostrado que no corregir el exceso de peso antes de la adolescencia garantiza a esos niños una alta probabilidad de que tengan sobrepeso u obesidad en la edad adulta, con la aparición de complicaciones cada vez más tempranas. Sin embargo, esto no ocurre si llegan a la adolescencia con peso normal.

 

Todas estas complicaciones mejoran e incluso desaparecen si se corrige el exceso de peso y, en consecuencia, mejora la supervivencia y la calidad de vida.

 

Por tanto, para evitar que el exceso de peso tenga graves consecuencias en la salud, se recomienda seguir una dieta saludable, siendo la mediterránea la mejor de todas las existentes con diferencia. Además, es necesario realizar una actividad física de forma regular.

 

No se trata de ponerse hacer dieta, sino de un estilo de vida que debe ser incorporado en el día a día  para que sea eficaz y no haya riesgos en la salud en ningún momento de la vida.

Por Dr. Daniel Cabo Navarro
Endocrinología

El Dr. Daniel Cabo Navarro es un reconocido endocrinólogo en Málaga que destaca por el tratamiento de las patologías de obesidad, diabetes, y problemas de tiroides. Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra y posteriormente se especializó en Endocrinología vía MIR por el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona. 

Ha desarrollado su actividad asistencial en diversos centros nacionales y actualmente visita a sus pacientes en varios centros de Málaga, Fuengirola y Campo de Gibraltar. A su vez, es autor de diversas publicaciones científicas y ponente en congresos de la especialidad. 

Actualmente, dirige su propia consulta privada de Endocrinología en Málaga, compaginando su labor profesional en el Centro Médico Malagueta Quirónsalud, en Quirónsalud Fuengirola, en el Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar o en la Clínica Universal. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes