Enfermedades cardiovasculares: ¿es riesgoso mantener relaciones sexuales?

Escrito por: Dr.Prof. Leopoldo Pérez de Isla
Publicado:
Editado por: Sofía Berrón

La actividad sexual es un importante componente de la calidad de vida de cualquier persona y de su pareja, y no es menos importante en individuos con enfermedad cardiovascular. Las siguientes preguntas y respuestas tratan de aclarar diferentes aspectos de la actividad sexual y su relación con la enfermedad cardiaca.

El riesgo de sufrir un infarto durante la actividad sexual es menor al 1%

 

Los efectos de la actividad sexual en el corazón

Desde los primeros momentos de la actividad, se produce un aumento de la tensión arterial y de la frecuencia cardiaca, aumentando con la excitación sexual y siendo máximo en los segundos que dura el orgasmo, para regresar rápidamente a su punto de partida.

En muy raras ocasiones la frecuencia cardiaca supera los 130 latidos por minuto y la tensión arterial sistólica los 170 mm Hg. Es decir, la elevación de la tensión arterial y la frecuencia cardiaca suele ser moderada y de muy corta duración, por lo que no es un aspecto que deba causar excesiva preocupación.

Aunque en cada persona y en cada situación el nivel de esfuerzo que demanda la actividad sexual puede variar, en general podemos decir que es el equivalente a subir 2 o 3 pisos de escaleras. Por tanto, si puede subir 2-3 pisos de escaleras, puede mantener relaciones sexuales.

 

Actividad sexual: los cuidados de pacientes con enfermedades cardiovasculares

Si al hacer una actividad física moderada no presenta angina, es muy poco frecuente que aparezca angina de pecho con la actividad sexual.

Por otro lado, si bien es cierto que la actividad sexual se asocia a un incremento de la probabilidad de sufrir un infarto de miocardioeste riesgo es muy bajo (inferior al 1%) y especialmente bajo en individuos que habitualmente hacen ejercicio físico y mantienen una actividad sexual frecuente.

Sin embargo, si existen antecedentes de infarto o angina y se siente dolor en el pecho u otros síntomas, es conveniente no mantener relaciones sexuales y ponerse en contacto con un especialista en Cardiología. Lo mismo se recomienda a aquellos pacientes que tienen insuficiencia cardiaca: cuando se tiene la sensación de falta de aire es mejor abstenerse de tener actividad sexual.

En el caso de pacientes que tienen problemas en una válvula del corazón es necesario prestar atención a la presencia de síntomas como la falta de aire, dolor en el pecho o sensación de mareo al realizar pequeños esfuerzos. En esta situación, la persona se debe abstener.

Por otro lado, las personas que tienen un marcapasos cardiaco o un desfibrilador automático implantable pueden también mantener relaciones sexuales, siempre y cuando puedan realizar actividad física moderada sin dificultad y tengan una situación clínica estable, sin episodios de arritmias o descargas del desfibrilador recientes.

 

¿Se puede sufrir una muerte súbita durante la relación sexual?

Existe un riesgo muy bajo de sufrir una muerte súbita. Es más frecuente al mantener relaciones sexuales extramaritales, con parejas más jóvenes, fuera del ambiente habitual o tras la ingesta de alimentos y alcohol.
 

Infarto y enfermedades cardiovasculares: ¿Cómo recuperar la actividad sexual?

Es muy frecuente entre los pacientes que han sufrido una enfermedad cardiovascular el disminuir la actividad sexual. En muchas ocasiones también influyen la ansiedad y la depresión. Ante estos casos, si la persona quiere retomar su actividad sexual, lo importante es consultar con un especialista, para que este le aconseje cómo realizarlo de forma segura.

 

En general, tras un infarto de miocardio, se debe esperar una semana o más antes de reiniciar la actividad sexual. En los casos de cateterismo cardiaco son varios días y 6 u 8 semanas en el caso de cirugías.

En la actualidad existen los programas de rehabilitación cardiaca, que proporcionan excelentes resultados y ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos con problemas del corazón, incluyendo también la actividad sexual.

Por Dr.Prof. Leopoldo Pérez de Isla
Cardiología

El reconocido Dr. Pérez de Isla es especialista en Cardiología y en Imagen Cardiovascular. Actualmente es Jefe de la Unidad de la Imagen Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y profesor asociado en la Universidad Complutense de Madrid.

El Dr. Pérez de Isla está acreditado como especialista en ecocardiografía avanzada por la Sociedad Española de Cardiología y la Sociedad Europea de Cardiología. Además, el doctor compagina su actividad clínica con la científica, y es editor de la Revista Española de Cardiología. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.