Cómo saber si tengo disnea y qué tratamiento debo seguir

Escrito por: Dr. José Alberto de Agustín Loeches
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La disnea es la sensación de falta de aire o "ahogo" referida por parte del paciente.

 

¿Qué tipos de disnea hay?

Se clasifican en función de la situación en la que aparece (disnea de esfuerzo o disnea de reposo), y también en función la de la patología que la causa (disnea de origen cardiaco, patología pulmonar, embolia pulmonar, sobrepeso, o ansiedad entre las causas más frecuentes).

 

La disnea es la sensación de falta de aire o "ahogo" referida
por parte del paciente, que tiene su origen en causas distintas

 

¿Cómo puedo saber si tengo disnea?

 La simple presencia de sensación de falta de aire o "ahogo" referida por parte del paciente ya se define como disnea.

 

¿Cuál es la causa?

Las causas más frecuentes son la cardiaca (insuficiencia cardíaca que produce acumulación de líquidos en el pulmón e impide una adecuado intercambio gaseoso), la pulmonar (las patologías pulmonares más frecuentes como el enfisema pulmonar o el EPOC), el embolia pulmonar (obstrucción de las arterias pulmonares por un trombo que generalmente procede de las venas de las piernas) y el sobrepeso (la obesidad limita los movimientos respiratorios del paciente impidiendo un correcto llenado de los pulmones).

 

¿Cómo se trata la disnea?

La disnea se trata con el tratamiento de la enfermedad que lo causa. Si es de origen cardiaco el tratamiento va enfocado a la eliminación de líquidos acumulados en el pulmón, lo cual se realiza con tratamiento diurético con fármacos como furosemida, hidroclorotiazida o espironolactona.

 

Si la causa es pulmonar se trata con el tratamiento dicha patología (broncodilatadores del tipo del salbutamol, bromuro de ipatropio o bromuro de tiotropio, además de la administración temporal de corticoides durante las reagudizaciones). En el caso de la obesidad resulta fundamental la pérdida de peso, para lo cual es recomendable ponerse en manos de un dietista o endocrino, siendo en ocasiones necesario recurrir a cirugía de reducción gástrica en los casos de obesidad mórbida.

 

¿Qué prácticas se recomiendan para los pacientes con disnea?

Además de una buena dieta, ejercicio y reducción del peso, es necesario ponerse en manos de un especialista que descarte la presencia de patologías cardiacas (cardiólogo) o pulmonares (neumólogo) ya que éstas pueden suponer un riesgo inmediato para la vida del paciente si no son diagnosticadas a tiempo.

Por Dr. José Alberto de Agustín Loeches
Cardiología

El prestigioso Dr. de Agustín Loeches es licenciado en Medicina y doctor por la Universidad Complutense de Madrid. Entre su extensa formación, destaca el máster en Diagnóstico por la Imagen en Cardiología, el máster en Cuidados Cardiacos Agudos, máster Expertos en Fibrilación Auricular, máster en Dirección de Unidades Clínicas y el máster en Diabetes Mellitus 2 y Enfermedades Cardiovasculares. Es experto en el tratamiento de arritmias, dolor torácico, disnea, valvulopatías e hipertensión arterial, entre otros.

Con más de dos décadas de experiencia en distintos centros y hospitales, actualmente comparte su actividad como Jefe de la Unidad de Imagen Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos, con su consulta privada en la Clínica de Cardiología, ubicada en el Paseo de la Castellana 166 de Madrid. Asimismo, compagina su labor con la docencia, tanto en cursos de su especialidad como en la Universidad Complutense de Madrid. Por otro lado, es autor de numerosas publicaciones de ámbito nacional e internacional, tanto en congresos como en revistas científicas y libros.  

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.