Úlcera venosa

 

¿Qué es la úlcera venosa? 

Las úlceras venosas son una serie de modificaciones en la piel y que suceden cuando la sangre se concentra en las venas de la parte inferior de las piernas, sobre todo en la parte interna de los tobillos. Además, constituyen el último nivel de insuficiencia venosa.

¿Qué síntomas presenta?

Entre los síntomas generales que presentan las úlceras venosas son dolor continuo o pesadez en las piernas que se agudizan al estar de pie. En estados iniciales, la piel de los tobillos y la parte inferior de las piernas puede desarrollar manchas de color marrón de forma paulatina.

Si se fricciona la zona, la piel puede irritarse, fraccionar, enrojecerse o hincharse con la formación de costras o supurando. Con el paso del tiempo, algunos cambios pueden volverse crónicos.

Posibles síntomas: 

  • Venas varicosas.
  • Dermatitis-eccema venoso.
  • Lipodermatosis-esclerosis.
  • Atrofia blanca.
  • Hiperpigmentación ocre.
  • Edmea.
  • Palpación de pulsos.

Pruebas para la úlcera venosa

En primer lugar, se realizará una exploración física de la extremidad. Como pruebas complementarias, se puede requerir de un ecodoppler dúplex venoso, exploración doppler, cálculo del índice ITB o una biopsia de la lesión. 

Causas de la úlcera venosa 

Las úlceras venosas surgen tras producirse una lesión cutánea en la pared dilatada de una vena varicosa por estancamiento venoso de la sangre o por insuficiente nutrición de la piel.

La causa más frecuente en adultos es la insuficiencia venosa que suele afectar a la parte interna de la pierna, mientras que las úlceras arteriales suelen afectar a la parte lateral externa.

¿Se puede prevenir?

Para evitar su aparición es importante la toma de medidas preventivas, especialmente en aquellas personas que tienen predisposición a padecer dilataciones venosas: realizar un cuidado esmerado de los pies, mantener una limpieza extrema, asegurar una buena hidratación de la piel, entre otros.

Además de mantener una dieta adecuada, realizar baños en las piernas alternando agua fría y agua caliente finalizando con fría y evitar exposiciones a temperaturas altas. El factor importante es controlar las causas de un edema periférico.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la úlcera una vez formada dependerá del caso, pero irá normalmente indicado a reducir el edema o hinchazón que provocan, así como la presión en las venas. Además, se deberá proteger la zona con vendajes para evitar infecciones, que deberían tratarse con antibióticos.

Como medidas generales se recomienda usar medias elásticas o de descanso para disminuir la hinchazón, evitar pararse o sentarse durante largos períodos de tiempo y mantener la pierna levantada cuando se siente. El especialista también puede sugerir la aplicación de apósitos húmedos, cremas o ungüentos esteroides de uso tópico.

Tratamientos para la úlcera venosa

Existen diferentes formas de tratar las úlceras venosas. 

De forma local: 

  • Analgésicos.
  • Limpiar la úlcera con suero fisiológico y polihexanida-betaina,
  • Eliminación de tejidos necróticos con desbridamiento cortante, enzimático o autolítico.
  • Con infección, usar antibiótico sistémico,
  • Cambiar el apósito bactericida regularmente.
  • Higiene y protección usando emulsiones cutáneas hidratantes en la piel perilesional y zonas atróficas.
  • No abusar de corticoides tópico.

De forma general: 

  • Tratar el dolor. 
  • Tratar los factores de riesgo. 
  • Hacer reposo.
  • Vigilar las posturas.
  • Usar la compresión terapéutica. 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..