Taquicardia supraventricular

¿Qué es la taquicardia supraventricular?

La taquicardia supraventricular es un trastorno del ritmo cardíaco. Se caracteriza por una frecuencia cardíaca acelerada, que se produce en el nódulo auriculoventricular.

Esta afección cardíaca el corazón late repentinamente mucho más rápido de lo normal. Este tipo de taquicardia se origina por impulsos eléctricos defectuosos en la parte superior del corazón, en lugar de los ventrículos (las cámaras inferiores del corazón).

La taquicardia supraventricular se refiere a cualquier taquicardia no ventricular, como:

  • Taquicardia sinusal
  • Taquicardia auricular ectópica
  • Taquicardia de la unión
  • Fibrilación auricular
  • Aleteo auricular
  • Taquicardia reentrante nodal atrioventricular (AVNRT)
  • Taquicardia supraventricular paroxística (PSVT)

La taquicardia supraventricular puede afectar a personas que no tienen ninguna otra enfermedad cardíaca.

Pronóstico de la taquicardia supraventricular

Para las personas sanas la taquicardia supraventricular suele ser una afección que no pone en peligro la vida. Por lo general, no necesitarán ningún tratamiento, ya que los episodios aparecerán y desaparecerán solos.

Síntomas de la taquicardia supraventricular

Durante un episodio el paciente puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Palpitaciones
  • Falta de aliento (disnea)
  • Mareo
  • Fatiga
  • Pérdida temporal de conciencia
  • Dolor de pecho
  • Una sensación de hormigueo y otros tipos de parestesia
  • Respiración rápida (polipnea)

Este tipo de taquicardia generalmente causa un latido cardíaco acelerado regular que cambia repentinamente, pasando de 75 a más de 200 lpm. Los episodios pueden durar desde unos minutos hasta 48 horas.
 


Pruebas médicas para taquicardia supraventricular

Si tiene un episodio durante un examen, el cardiólogo revisará los latidos del corazón del paciente y luego ordenará algunas otras pruebas, como:

Si el especialista no detecta arritmia durante las pruebas mencionadas, puede intentar provocarla con otras pruebas como:

¿Cuáles son las causas de la taquicardia supraventricular?

La taquicardia supraventricular es causada principalmente por un mal funcionamiento de las señales eléctricas entre los ventrículos y las aurículas. Las aurículas se aceleran, causando un latido cardíaco más rápido. Cuando los latidos del corazón están demasiado cerca el uno del otro, son menos eficientes: la cantidad de sangre bombeada alrededor del cuerpo es menor de lo que se necesita. Esto termina bajando la presión arterial.

Un episodio de TSV puede surgir después de una sesión de ejercicio bastante intensa. Como consecuencia, los atletas, especialmente aquellos en un nivel competitivo, tienen que mantener su corazón bajo control.

¿Se puede prevenir?

Es importante saber cuáles son los desencadenantes de los episodios de taquicardia supraventicular para poder prevenirlos e intentar evitarlos. Algunos consejos son:

  • Seguir una dieta saludable para el corazón.
  • Aumentar la actividad física.
  • Evitar fumar.
  • Mantener un peso saludable.
  • Limitar o evitar el consumo de alcohol.
  • Reducir el estrés.
  • Descansar mucho.
  • Evitar el consumo de drogas estimulantes, como la cocaína y las metanfetaminas.

En los casos de personas que ya han sufrido algún episodio de este patología algunas recomendaciones preventivas son:

  • Evitar beber grandes cantidades de cafeína.
  • Llevar un diario para identificar los desencadenantes.
  • Controlar la frecuencia, actividad y síntomas cardíacos en el momento en que se sufre un episodio de taquicardia supraventricular.

Tratamientos para taquicardia supraventricular

Hay varias opciones para tratar la taquicardia supraventricular:

  • Maniobra vagal: su objetivo es activar el nervio vago, lo que ralentiza el corazón. Son más efectivos cuando se realizan al comienzo de un episodio. Es mejor hacer maniobras vagales bajo supervisión médica, aunque si el paciente sufre episodios frecuentes de taquicardia, su médico puede enseñarle cómo hacer algunos de ellos por su cuenta.
  • Cardioversión eléctrica: un desfibrilador administra pequeñas descargas eléctricas al tórax para restablecer los latidos cardíacos normales. Esto puede usarse si las maniobras vagales no funcionan.
  • Ablación por radiofrecuencia: el tejido cardíaco y los canales cardíacos que contribuyen a la taquicardia supraventricular se destruyen por radiofrecuencia. Puede ser la mejor opción para las personas que sufren episodios frecuentes.
  • Crioablación: el mismo principio que la ablación por radiofrecuencia, pero aquí se usa una temperatura extremadamente baja para destruir los tejidos. El proceso se realiza en dos pasos. En el primer paso, los tejidos se llevan a -10 ° C. Si todo sale como debería, entonces el segundo paso es bajar aún más la temperatura a -73 ° C, en donde el tejido está permanentemente muerto.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista encargado del diagnóstico y tratamiento de la taquicardia supraventricular es  un cardiólogo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..