Mesa basculante

Especialidad de Cardiología adultos

¿Qué es la prueba de mesa basculante?

La prueba de mesa basculante es una prueba de estimulación ortostática pasiva diseñada para investigar las causas de los síncopes (desmayos) sin una causa ya definida que presenten síntomas adicionales como inestabilidad o vértigo.

La prueba se basa principalmente en la evaluación de la frecuencia cardíaca y la presión arterial mientras el paciente permanece acostado (en decúbito supino), de pie (bipedestación pasiva) y erguido.
 

La prueba permite descubrir la relación entre la presión arterial y la aparición de síntomas específicos.
 


 

¿En qué consiste la prueba de mesa basculante?

Para realizar el procedimiento, el paciente se coloca en una cama reclinable, se sujeta firmemente con cinturones y se apoya en una plataforma en la base para facilitar su posición erguida. En esta posición, se realiza el primer registro de la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Luego, el paciente se coloca en posición acostada y los registros se repiten al cabo de 1, 5 y 10 minutos en esa posición. Pasados los 10 minutos el paciente se colocará en posición de bipedestación pasiva, es decir, inclinado entre 60° y 80° durante 20-30 minutos hasta provocar los síntomas del síncope. Si no se producen los síntomas, estos serán inducidos artificialmente mediante tratamiento farmacológico. La prueba se considera positiva si los síntomas del síncope, como la disminución de la presión arterial y el pulso, desaparecen cuando el paciente vuelve a la posición acostada.
 

¿Por qué se realiza?

La prueba permite descubrir la relación entre la presión arterial y la aparición de síntomas específicos, en muchos casos se puede encontrar el origen correcto de los síncopes diagnosticados incorrectamente como epilepsia. La prueba también se puede utilizar para descubrir el origen de la hipotensión ortostática y la disautonomía.
 

Preparación para la prueba de mesa basculante

La duración de la prueba no supera generalmente los 40 minutos y la única preparación a la cual debe someterse el paciente es el ayuno durante al menos 3 horas antes de la exploración. Es aconsejable ir acompañado por un miembro de la familia debido a las posibles molestias que pueden producirse durante un corto periodo de tiempo al final de la prueba. Esta prueba no se recomienda para personas con cardiopatía isquémica, diabetes mellitus, glaucoma, estenosis carotídea, hipertrofia prostática y valvulopatía grave. Sin embargo, se recomienda confiar siempre en las instrucciones del especialista.
 

¿Qué se siente durante la prueba?

La prueba de mesa basculante no se considera una prueba invasiva, aunque la inducción del desmayo antes de la intervención supone un trastorno molesto.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.