Glaucoma

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad ocular que provoca la pérdida progresiva de fibras nerviosas en el nervio óptico, cuyo correcto funcionamiento es imprescindible para poder ver nítidamente.

  • Glaucoma primario de ángulo abierto o glaucoma crónico simple: Es el tipo de glaucoma más frecuente ya que afecta aproximadamente al 80% de los pacientes con esta enfermedad.
  • Glaucoma de ángulo cerrado o glaucoma de ángulo estrecho
  • Glaucoma de tensión normal, de baja tensión o normotensivo
  • Glaucoma congénito: aparece en recién nacidos o en niños pequeños en los que se ha producido el desarrollo incorrecto o incompleto del sistema de drenaje del ojo durante el periodo prenatal.
  • Glaucoma secundario: aparece asociado a otros problemas visuales (tumores, cataratas, inflamaciones…) o que está provocado por un agente externo (uso de determinados fármacos).


Pronóstico de la enfermedad

Dependiendo del tipo de glaucoma tendrá un pronóstico u otro:

  • El glaucoma de ángulo abierto no se puede curar, aunque se puede sobrellevar siguiendo las indicaciones de un especialista
  • El glaucoma de ángulo cerrado se entiende como una emergencia médica, por lo que se si realiza un tratamiento inmediato el paciente podrá salvar su visión.
  • Los bebés con glaucoma congénito por lo general se recuperan bien cuando la cirugía se hace a tiempo.
  • El pronóstico para el glaucoma secundario depende de lo que esté causando la afección.
     

Síntomas del glaucoma

Dependiendo del tipo de glaucoma que tenga el paciente, sentirá unos síntomas u otros:

  • Glaucoma de ángulo abierto:
    • La mayoría de las personas no presenta síntomas
    • Una vez que se note la pérdida de la visión, el daño ya es grave
    • Hay una pérdida lenta de la visión (periférica) lateral (también llamada visión del túnel)
       
  • Glaucoma de ángulo cerrado: Los síntomas pueden aparecer y desaparecer al principio o empeorar constantemente. Se puede notar:
    • Dolor súbito e intenso en un ojo
    • Visión borrosa o disminuida, denominada "visión nublada"
    • Náuseas y vómitos
    • Halos similares al arcoíris alrededor de las luces
    • Enrojecimiento de los ojos
    • Sensación de inflamación en el ojo
       
  • Glaucoma congénito: Los síntomas se notan casi siempre a los pocos meses de edad en los niños:
     
    • Opacidad en la parte frontal del ojo
    • Agrandamiento de uno o ambos ojos
    • Enrojecimiento de los ojos
    • Sensibilidad a la luz
    • Lagrimeo
El glaucoma provoca la pérdida progresiva de fibras nerviosas en el nervio óptico.
 

Pruebas médicas para el glaucoma

La única forma de diagnosticar el glaucoma es realizando un examen completo del ojo.

  • Tonometría: Examen para revisar la presión del ojo
  • Gonioscopia: Examen en el que se usan unos lentes especiales para observar el ángulo del ojo
  • Fotografías o imágenes por escaneo con láser del interior del ojo (imágenes del nervio óptico)
  • Imágenes escaneadas por láser del ángulo del ojo
  • Examen de la retina
  • Examen de respuesta del reflejo pupilar, es decir, de la forma como la pupila responde a la luz
  • Vista tridimensional del ojo: examen con la lámpara de hendidura
  • Evaluación de la agudeza visual, es decir, de la claridad de la visión
  • Evaluación del campo visual: medición del campo visual
     

¿Cuáles son las causas del glaucoma?

De entre sus causas, que son varias, destacan las enfermedades vasculares y la presión alta.

  • El glaucoma de ángulo abierto: La causa se desconoce y este tipo de glaucoma tiende a pasar de padres a hijos. Las personas de ascendencia africana también tienen un riesgo más alto de tener esta enfermedad.
  • El glaucoma de ángulo cerrado: Las gotas para dilatar los ojos así como ciertos medicamentos pueden desencadenar un ataque agudo de glaucoma.
  • Si usted ha tenido glaucoma agudo en un ojo, está en riesgo de tenerlo en el segundo ojo. Es probable que su proveedor de atención médica le trate el segundo ojo para prevenir un primer ataque en ese ojo.
  • El glaucoma secundario ocurre debido a una causa conocida. Tanto el glaucoma de ángulo abierto como de ángulo cerrado pueden ser secundarios cuando son causados por algo conocido. Las causas incluyen:
    • Fármacos como los corticosteroides
    • Enfermedades oculares como la uveítis (una infección de la capa media del ojo)
    • Enfermedades como la diabetes
    • Lesión ocular.
  • El glaucoma congénito ocurre en bebés por causa hereditaria.
     

¿Se puede prevenir?

Como se trata de una dolencia generativa, es importante realizar un diagnóstico precoz. En este sentido, los especialistas aconsejan revisar la vista desde los 40 años, aunque la edad de más riesgo para padecer glaucoma se establece a partir de los 60 años. Además un examen ocular completo puede ayudar a detectar glaucoma de ángulo abierto oportunamente, cuando es más fácil de tratar. Igualmente se recomienda hacerse exámenes oculares regulares según lo indique su médico.
 

Tratamientos para el glaucoma

Pese a que la visión que mengua a causa de esta enfermedad no puede recuperarse, se puede evitar el progreso del glaucoma disminuyendo la presión intraocular. Esto puede llevarse a cabo, según el paciente y las recomendaciones médicas, con la administración de fármacos, con técnicas de láser o con cirugía no invasiva.

El tratamiento depende del tipo de glaucoma que el paciente tenga:

  • Glaucoma de ángulo abierto:
    • Gotas para los ojos
    • Pastillas para disminuir la presión en el ojo
    • Terapia con láser: se emplea un láser indoloro para abrir los canales por donde sale el líquido. Este tratamiento se aplica cuando las gotas no han funcionado.
    • Si las gotas y el tratamiento con láser no funcionan, puede que necesite cirugía.
       
  • Glaucoma de ángulo cerrado:
    • Le pueden administrar gotas, píldoras y medicamentos a través de una vena (por vía intravenosa) para bajar la presión del ojo.
    • Algunas personas también necesitan una operación de emergencia, llamada iridotomía. El médico utiliza un láser para abrir un nuevo canal en el iris. A veces esto se hace con cirugía. El nuevo canal alivia el ataque y evitará otro ataque.
       
  • Glaucoma congénito:
    • Mediante cirugía: se realiza con anestesia general

     

¿Qué especialista lo trata?

Los especialistas en Oftalmología se encargan de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan a los ojos y a la capacidad visual del paciente, como es el caso del glaucoma.

Los ojos son el órgano esencial de la visión y es susceptible de muchas anomalías a lo largo de la vida. La oftalmología se encarga de preservar la capacidad visual del paciente, mediante técnicas de tratamiento médico, cirugía o con la ayuda de elementos externos como las gafas o lentes de contacto.

Vídeos relacionados con Glaucoma


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.