¿Sabías que el glaucoma puede producir ceguera?

Escrito por: Dra. Rosa de Hoz Montañana
Publicado: | Actualizado: 14/11/2018
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es el glaucoma en los ojos?

El glaucoma es una enfermedad ocular que puede conducir a la ceguera si no se diagnostica y se trata precozmente. Consiste en la pérdida progresiva de las fibras nerviosas que forman el nervio óptico. Como resultado de la pérdida de estas fibras, se desarrollan defectos en el campo visual, que inicialmente pueden pasar inadvertidos por el paciente, pero que gracias a las nuevas técnicas se pueden detectar en una fase precoz.

¿Cuál es el más común?

El glaucoma de ángulo abierto es la forma más frecuente de glaucoma.

Es provocado por la obstrucción lenta de los canales de drenaje, lo cual produce un aumento de la presión ocular.

¿Qué es el glaucoma agudo?

El glaucoma agudo o de ángulo cerrado es una forma menos frecuente de glaucoma.

Es provocado por el bloqueo de los canales de drenaje, lo cual produce un repentino aumento de la presión intraocular.

Este tipo de glaucoma se desarrolla rápidamente y requiere atención médica inmediata.

El glaucoma suele controlarse con colirios.

¿Cuáles son las causas del glaucoma?

La inmensa mayoría de las veces, el glaucoma está asociado a una presión intraocular elevada. En la actualidad, la presión intraocular elevada es el principal factor de riesgo para el desarrollo y progresión del glaucoma. No todos los pacientes con presión intraocular elevada tienen glaucoma, existen pacientes que tienen la tensión ocular alta y sin embargo el nervio óptico es normal, por tanto estos pacientes no tienen glaucoma si no únicamente hipertensión ocular.

Otros factores de riesgo son: edad (mayores de 40 años), antecedentes familiares de glaucoma, miopía, diabetes, enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial) y la raza negra.

¿Cómo es el tratamiento?

El mejor tratamiento es la detección precoz para evitar que se produzcan daños irreversibles.

Puesto que el daño originado por el glaucoma no puede recuperarse, el tratamiento busca detener el avance de las lesiones que ya existen e impedir que aparezcan nuevas lesiones sobre el nervio óptico.

Se puede tratar de diversas maneras:

  • Fármacos en forma de colirios
  • Láser
  • Cirugía

Generalmente el glaucoma se controla con uno o dos colirios que hacen que baje la presión intraocular. El láser puede ayudar a los colirios a controlar la presión o puede emplearse en lugar de ellos. Si esto no fuese suficiente tendríamos que optar por técnicas quirúrgicas.

Es fundamental que el paciente se mentalice de su enfermedad y sea constante con el tratamiento para impedir que el glaucoma progrese.

Por Dra. Rosa de Hoz Montañana
Oftalmología

La destacada Dra. De Hoz Montañana es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Tiene mucha experiencia en su especialidad, con más de dos décadas trabajando para la Clínica Oftalmológica Castilla.

Ha combinado su actividad con la docencia hasta el 2009, siendo profesora de en la Escuela Universitario Óptica de la Universidad Complutense de Madrid. También ha sido ponente en numerosos cursos y congresos nacionales e internacionales. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes