Reconstrucción de extremidades

Especialidad de Traumatología

RECONSTRUCCIÓN DE EXTREMIDADES

Tipo: Tratamiento

¿Qué es la reconstrucción de extremidades? (incluir tipo de anestesia)

La reconstrucción de extremidades son el conjunto de técnicas quirúrgicas utilizadas para restituir la normalidad en la medida de lo posible de una extremidad que ha sufrido un grave traumatismo, a consecuencia del cual presenta perdidas en su función normal o perdidas anatómicas de hueso y partes blandas. La mayoría de estas intervenciones pueden realizarse mediante anestesias loco-regionales.

¿Por qué se realiza?

Para restituir la normalidad a una extremidad afecta de secuelas de graves traumatismos o complicaciones quirúrgicas que originan perdidas en su función o en su anatomía. Se realiza para recuperar la mejor función y la anatomía más parecida a la normalidad, evitar angulaciones y acortamientos de extremidades.

¿En qué consiste?

Consiste en la reconstrucción de un fragmento óseo a expensas del hueso residual a reconstruir. Esquemáticamente consiste en la creación de una fractura en el hueso a reconstruir, el nuevo regenerado óseo se consigue en el “estiramiento” del callo reparador, con ello conseguimos generar un hueso nuevo en continuidad al del paciente, hueso hipervascularizado, morfológicamente idéntico al hueso de origen y con las mismas características de resistencia mecánica, un hueso normal y “propio”.

Preparación para la reconstrucción de extremidades

La extremidad debe estar libre de procesos infecciosos, por lo que deben tratarse antes de la forma más radical posible cualquier proceso séptico existente. Para realizar la reconstrucción se utilizan Sistemas de Fijación externa (transportadores) que permiten controlar desde el exterior de la extremidad el desplazamiento de los fragmentos óseos empleados en la reconstrucción, ”fragmentos estirados” en la transportación ósea. Ocasionalmente la técnica puede realizarse con clavos endomedulares especialmente diseñados.

Cuidados tras la intervención

Una vez instalado el Sistema de Reconstrucción e iniciada la transportación (estiramiento) de los fragmentos óseos, la extremidad debe de permanecer en descarga durante la fase “activa”. En esta fase se produce un nuevo regenerado blando, por estiramiento del callo reparador de la fractura que debe protegerse de la carga. Una vez finalizada se inicia la fase “estática”, aquella fase en la que el regenerado “madura” y se osifica. Cuando el grado de osificación lo permite el paciente puede apoyar la extremidad. Durante todo el proceso deben cuidarse meticulosamente los orificios cutáneos de entrada de los “tornillos” de fijación esquelética, que unen al hueso con el dispositivo externo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.